La fortaleza de Marienberg, un lugar perdido en el tiempo

· 24 febrero, 2016

Hoy vamos a visitar una de las fortalezas más bellas y antiguas de este gran país que es Alemania. Nos referimos a la Fortaleza de Marienberg situada en la cumbre de una colina por encima de la bella ciudad de Würzburg. Todo un conjunto militar rodeado por unas espléndidas murallas que tienen a sus pies nada menos que uno de los puentes de piedra más viejos de la ciudad, por lo cual recibe ese nombre. Como resultado de todo su conjunto queda plasmada una de las imágenes medievales más auténticas de la región.

La fortaleza de Marienberg fue construida en el siglo XIII, aunque en su ubicación había anteriormente una pequeña fortaleza que dominaba todo el lugar. Por ello, te invitamos a recorrer este espectacular lugar de Alemania que parece atrapado en el tiempo.

Historia de la fortaleza de Marienberg

Fortaleza de Marienberg
Autor: Patrick Lauke

La fortaleza de Marienberg se encuentra en una colina, que por los restos encontrados fue colonizada por primera vez en la Edad del Bronce.

Probablemente se trataba de un pequeño fuerte construido a principios del siglo VIII por los duques de Franconia y Turingia, junto con una iglesia que en el 741 se convirtió en la primera iglesia de los obispos de Würzburg. La gran fortaleza se construyó en el siglo XIII y perduró durante toda la Edad Media y el Renacimiento.

Ya en el siglo XVII el príncipe-obispo Johann Philipp von Schönborn construyó un círculo de bastiones para proteger el Marienberg, que ha llegado hasta la actualidad.

Aunque hay que indicar que tras las Segunda Guerra Mundial, en el año 1945, la fortaleza sufrió grandes desperfectos e importantes incendios, por lo que su reconstrucción y restauración ha sido larga y ardua, terminándose en el año 1990.

Fortaleza de Marienberg
Autor: Abhijeet Rane

En el primer piso de esta fortaleza, llamado el Edificio de los Príncipes, se halla el Building Museum. En el Apartamento Bibra encontraremos valiosos muebles, tapices y pinturas. En la entrada hallaremos las primeras arcadas góticas y el gran tapiz de la familia Echtersche, así como importantes tesoros de la era de los príncipes-obispos.

En el segundo piso se encuentra el Museo Principal de Franconia que documenta la historia de la fortaleza y de la ciudad.

Los jardines de la Fortaleza de Marienberg

Los bellos jardines con los que cuenta la fortaleza son accesibles desde el patio del castillo. Disponen de una superficie de 1.300 metros cuadrados, aunque los que vemos actualmente son una reconstrucción realizada entre los años 1937 al 1938, de acuerdo a unos planos del siglo XVIII.

 Fortaleza de Marienberg
Autor: Roger W

Su diseño original se piensa que fue realizado durante la época del príncipe-obispo Johann Philipp von Schönborn, a mediados del siglo XVII, en el que se crearon las terrazas y las magníficas obras de jardinería, entre ellas dos pequeñas cascadas.

Su forma actual se realizó en el año 1700, con Johann Philipp von Greiffenklau, que también renovó el interior de la vivienda y la iglesia episcopal en el Marienberg, quedando formado por el parterre, con ocho secciones y una fuente y decorado con cuatro figuras alegóricas mitológicas. Dos de las esculturas originales fueron sustituidas por copias, ya que se perdieron todas.

Los dos pabellones de jardín en las terrazas superiores son probablemente obra de Josef Greising, también datan, aproximadamente de 1700. El pabellón sur todavía conserva su rica decoración en estuco del barroco tardío.

Desde este jardín hay una vista magnífica de la ciudad de Würzburg y de todo el valle del río.

Imágenes cortesía de Jiuguang Wang, Patrick Lauke, Abhijeet Rane y  Roger W.