Kadriorg y sus jardines, uno de los grandes palacios de Estonia

· 7 diciembre, 2015

El norte de Europa es un lugar hermoso y a la vez un tanto misterioso, ya que sus destinos cautivan de una manera inimaginable. También es un sitio donde a través de los siglos se han desarrollado las más grandiosas historias que se mantienen vivas hasta hoy. Uno de esos testigos históricos es el Kariorg, uno de los grandes palacios de Estonia. ¡Ven con nosotros para disfrutar y admirar esta joya arquitectónica!

El palacio de Kadriorg, una verdadera gema

Kadriorg 2
Autor: Guillaume Speurt

Disfrutando de las calles de la ciudad de Tallín, la capital de Estonia, nos encontramos con una de las obras arquitectónicas más espectaculares y representativas de todo el país, nos referimos al hermoso palacio de Kadriorg –llamado originalmente Catherinethal–.

Construido a inicios del siglo XVIII por órdenes de los emperadores rusos y en honor a la emperatriz Catalina, su hermosura arquitectónica es de un estilo barroco lleno de lujos espectaculares, que ha sufrido muchos cambios durante el transcurrir de casi 300 años,.

Actualmente es uno de los destinos más visitados y favoritos de Tallín y uno de los palacios de Estonia más representativos, por eso, resultará un deleite visitarlo.

El interior y exterior de este bello palacio

Kadriorg 3
Autor: দেবর্ষি রায়

Todo cuanto rodea este hermoso palacio, está lleno de lujos y opulencia irrepetible.

En el exterior destacan sus increíbles jardines, hermosas fuentes y detalles que quisieron asemejar al estilo del palacio de Versalles en Francia. En el interior, destaca su salón principal, cuya ornamentación abundante hacen de esta residencia una de las más exquisitas de todo el norte de Europa.

En la actualidad es el escenario propicio para mostrar la colección de arte extranjero del Museo de Arte de Kadriorg, seguramente, no habría un mejor lugar para ello.

Los hermosos jardines, dignos de uno de los mejores palacios de Estonia

Kadriorg 4
Autor: Eesti.pl

Como este palacio fue construido para ser una casa de verano de la familia real de Estonia, y no era visitada con frecuencia, el zar Pedro el Grande ordenó la creación de enormes y espectaculares jardines abiertos al público, para que los habitantes de la ciudad tuviesen un sitio donde caminar, relajarse y distraerse.

Aquí se invirtió un gusto exquisito y una extravagancia única, característica usual de los emperadores de esta época. En la actualidad, después de casi tres siglos, aún conservan su magnificencia y esplendor, el cual podrás vivir y sentir directamente.

El parque Kadriorg

Kadriorg 5
Autor: Guillaume Speurt

En los alrededores del Palacio de Kadriorg, se encuentra uno de los parques urbanos más resaltantes de todo el país.

Con más de 70 hectáreas de extensión podrás sentir lo mejor de la naturaleza y el arte floral imperial. Asimismo, bellos museos como el de Arte de Estonia, el Mikkeli y esculturas talladas por grandes artistas harán de esta experiencia algo mágico.

Por otra parte, una de las épocas o escenarios imperdibles en este parque es en el florecimiento, ya que el ambiente es tan agradable que el romanticismo, la familiaridad, la paz y la felicidad flotan en el aire.

Como pudimos disfrutar, Kadriorg es uno de los principales palacios de Estonia, el cual junto a sus jardines de ensueño crean un ambiente de belleza, opulencia y exquisitez únicos.

Imágenes cortesía de: Teemu Mäntynen, Guillaume Speurt, দেবর্ষি রায় y Eesti.pl. y