Les recomendamos: visitar Estonia en verano

· 1 julio, 2013

Estonia no es primer destino en el que un viajero pensaría de cara a unas vacaciones de verano. Sin amargo, este país báltico ofrece muy interesantes atractivos para ofrecer a los visitantes, como sus playas, sus parques nacionales y otros lugares emblemáticos.

En otro post hemos hablado de Estonia, y de su capital, la hermosa ciudad medieval de Tallín, pero este pequeño país posee otros muchos atractivos. Un ejemplo de ello es la cascada de Valaste.

La cascada de Valaste

Se trata de la cascada artificial más alta de los países bálticos, en donde las aguas del arroyo Valaste se precipitan sobre el Klint Báltico, un acantilado de caliza formado como producto de la erosión. La cascada posee características muy peculiares que la hacen muy atractiva para visitar en verano, pero es en invierno cuando las bajas temperaturas le dan un aspecto verdaderamente singular.

Situada entre las aldeas de Ontika y Valaste, en el Condado de Ida-Viru, en el noreste de Estonia, en 1996 la Academia de Ciencias de Estonia declaró la cascada como Patrimonio Natural y Símbolo Nacional. Por ello hoy existe todo una infraestructura turística con diversos elementos – unas escaleras de caracol, tiendas de sounevirs, restaurantes, etc.,- que hacen más agradable la visita para el viajero.

Más abajo pueden ver un vídeo sobre esta cascada.

Estonia en verano

Otra opción es disfrutar de las playas de Estonia ubicadas sobre el mar Báltico. Cabe recordar que el clima de Estonia es templado, con marcadas diferencias entre el interior del país y las regiones costeras – donde las temperaturas son más benignas por influencia del Egeo.

Lo veranos en Estonia son cortos con temperaturas que llegan a superar los 25 °C, y en esa época del año la luz del día llega a durar hasta 19 horas, mientras que, los inviernos son largos y oscuros.

En resumen, el viajero que visite Estonia en verano podrá disfrutar de hermosas playas de arena blanca y aguas azules, donde por ejemplo para practicar deportes acuáticos como el windsurf, el submarinismo, o la delicia de navegar por el mar Báltico.

El interior de Estonia

El interior de Estonia también posee sus atractivos para quienes visiten Estonia en verano. Sus deslumbrantes parques nacionales cubiertos de bosques de pinos son de fácil acceso y permiten pasar un día en contacto con la naturaleza.

Otra clase de oferta para el viajero que se dirigen hacia el interior de Estonia son las granjas turísticas, en donde se organizan paseos a caballo y otras actividades como el karting o paintball.

Imágenes cortesía de Kain Kalju y Enrico.