Destinos para disfrutar de la fauna salvaje

· 19 febrero, 2017

En nuestro planeta hay destinos muy interesantes para disfrutar la fauna salvaje como nunca antes lo habías hecho. Así que si eres un entusiasta de tener contacto directo con los animales más exóticos, escasos o enormes, ven con nosotros que te mostraremos algunos de estos fantásticos lugares´. ¡Disfrútalos!

Buscando la fauna salvaje más especial

fauna-salvaje-2
Autor: Jeremy T. Hetzel

¿Te encantaría estar en un lugar donde se observen algunas de las especies de fauna salvaje más espectaculares y únicas? ¿Quieres disfrutar cómo viven estos seres? Seguramente tienes ansias de eso.

Así que visitaremos algunos de los rincones de la Tierra donde te sentirás como el propio Charles Darwin descubriendo, observando y disfrutando de estos seres vivos en su entorno natural. Así que vayamos a:

1. Islas Galápagos en Ecuador

fauna-salvaje-3
Autor: Will Daravong

Las islas Galápagos en Ecuador están consideradas como el mayor y más variado reservorio de fauna salvaje marina, terrestre y aérea del mundo.

Es tal la variedad y magnitud de las especies que se encuentran en este lugar que además de ser uno de los lugares predilectos de los turistas, lo es también de los científicos que estudian las distintas especies.

Seguramente te preguntarás ¿Qué especies puedo admirar aquí? Pues te decimos que miles, pero entre las más resaltantes y únicas están:

  • La Tortuga Gigante: llamada también Galápagos. Se trata de una especie en peligro de extinción y única en el mundo, las cuales pueden vivir hasta 100 años y llegan a una media de más de 1,5 metros de largo y pesar más de 220 kilos. ¡Son verdaderos gigantes! En el Parque Nacional Galápagos podrás alimentar y hasta tocar a estos interesantes seres.
  • La iguana Marina y de Tierra: ambas especies son originarias de estas islas. Son los únicos lagartos del planeta que viven en el océano y se alimentan tanto en el agua como en la tierra. Además, parecen desde la era de los dinosaurios.
    El pingüino de Galápagos: considerado como el más pequeño del planeta, apenas llega a unos 50 centímetros de alto. Únicamente se consigue en este archipiélago.

2. Svalbard en Noruega

fauna-salvaje-4
Autor: Gary Bembridge

En este archipiélago ubicado en el Océano Glacial Ártico podrás encontrar algunas de las especies de fauna salvaje más espectaculares del ártico.

Aunque solo 3 islas están habitadas y la población no es mucha, podrás tener una aventura increíble para admirar algunas de las especies únicas como:

  • El Ganso Barnacla Cariblanca: vuelan en bandadas enormes y se ven extraordinarias. ¡Eso sí, no te acerques a sus crías! Porque las defenderán salvajemente.
  • El Zorro Polar: Este es uno de los pocos mamíferos polares que no hibernan, así que siempre lo verás activo. Aunque se ven tiernos no lo son, sin embargo, se adaptan con facilidad a la presencia de los humanos, así que los podrás ver de cerca.
  • Los osos polares: considerados como los protagonistas de esta región, no habrá algo más emocionantes en esta zona que admirar en plena acción a estos graciosos, pero salvajes gigantes de las nieves. Verlos saltar entre las placas de hielo mientras cazan las focas ¡será espectacular!

3. El Parque Nacional Serengeti en Tanzania

fauna-salvaje-5
Autor: Mark Robinson

Si quieres vivir la aventura más emocionante de tu vida, debes disfrutar de la fauna salvaje en el Parque Nacional Serengeti en Tanzania, pues todos los seres vivientes más fuertes y agresivos del planeta están aquí.

Algunos de los ejemplares principales que encontrarás aquí son:

  • El León: no en vano es considerado el Rey de la selva y aquí podrás verlo en acción en su entorno natural, cazando a sus presas, descansando en las sobras y haciendo su enorme rugido.
  • Leopardos: otro de los felinos dueños de los campos abiertos de África por su agresividad. Admirar la belleza de su pelaje y la exactitud de sus movimientos mientras caza será espectacular.
  • Los elefantes: resulta un espectáculo ver a estos enormes mamíferos que pueden llegar a pesar hasta 11.000 kilos y medir 4 metros de altura. ¡Es como ver un edificio moviéndose!
  • Rinocerontes: admirar estos tanques de guerra de la naturaleza es asombroso, pues su piel es de más de 1,5 centímetros de grueso (parecen armaduras), pesan más de 1 tonelada y tienen un enorme cuerno. No dejes que su aparente tranquilidad te engañe.
Imágenes cortesía de: David, Jeremy T. Hetzel, Will Daravong, Gary Bembridge y Mark Robinson.