Descubre la belleza del lago de Banyoles en España

· 9 marzo, 2016

Hoy vamos a visitar un lugar espectacular, toda una maravilla de la naturaleza que nos dejará impresionados. Se trata del lago de Banyoles un paraje natural de aguas y vegetación a orillas de la ciudad homónima, de gran valor medioambiental y todo un enclave turístico por excelencia en la ciudad.

Este lago se considera el origen y emblema de la ciudad, siendo su principal signo de identidad, además de uno de los lagos naturales más grandes de España. Por ello te invitamos a descubrir con nosotros el encanto y la belleza del lago de Banyoles en Cataluña.

Conoce el lago de Banyoles

lago de banyoles 2
Autor: Franganillo

Banyoles es una ciudad que se encuentra en la provincia de Gerona, en Cataluña, al noreste de España. Esta localidad es también la capital de la comarca del Pla de l’Estany. El lago de Banyoles se encuentra bañando la zona oeste de la ciudad.

Este lago es el conjunto kárstico más extenso de España y un espacio único de gran valor geológico, ecológico, paisajístico y cultural. Según los estudios se formó hace 250.000 años, teniendo en su origen mayor extensión que en la actualidad.

Fue declarado por la Generalitat de Catalunya como zona integrada en el Plan de Espacios de Interés Nacional (PEIN). El 2003 se incluyó en la Lista Ramsar de Zonas Húmedas de Importancia Internacional y ha sido propuesto para formar parte de la Red de Naturaleza 2000, en el ámbito de la región mediterránea.

lago de banyoles 3
Autor: Ariadna Matas

En nuestra visita al lago distinguimos varias zonas que destacamos a continuación:

  • El Front d’estany está situado en la orilla del lago y es el punto de llegada y acogida turística más importante de la ciudad. Un bello lugar formado por un apacible y encantador paseo en que resaltan los plataneros y te invitan a contemplar todo el entorno natural.
  • Cerca del paseo podremos observar unas curiosas y pintorescas construcciones que se denominan pesqueras, que forman parte de las fotografías más hermosas y típicas del lugar. Son unas pequeñas construcciones levantadas en la orilla de este del lago y que se adentran en las aguas entre el paraje de los Desmais y la Caseta de Fusta. Son un total de 20 y cada una posee un nombre particular. Su construcción se inició a mediados del siglo XIX y continuó hasta el año 1931, cuando su edificación fue prohibida por la autoridad municipal. A lo largo de los años fueron reformadas y acondicionadas y en lo que en un principio fue utilizada como lugar de pesca, pronto se convirtió en un edificio donde se guardaban las barcas y hasta como lugar de alojamiento y baño, especialmente por una clase media más pudiente.
Autor: Albert Torelló
Autor: Albert Torelló
  • El paraje de los Desmais (Desmayos) se halla cerca del Estanyol del Vilar, es uno de los espacios más románticos y peculiares del lago. Está compuesto sobre todo por unos árboles con características curiosas que le dan un aspecto bucólico, con largas ramas, torcidas y caídas hasta tocar el agua, cuya apariencia es como si estuvieran “desmayadas”. Resultando en su conjunto uno de los lugares más poéticos y encantadores del lugar. No en vano, también es frecuentando por los lugareños para realizar los típicos bailes catalanes, la sardana. En este paraje también encontramos dos fuentes, la de la Filosa y la fuente del Ferro.

La leyenda del monstruo del lago de Banyoles

Como no podía ser menos, el lago de Banyoles cuenta también con la leyenda de un misterioso monstruo que se halla en sus aguas. Según esta leyenda popular fue el mismísimo Carlomagno con sus tropas, que coincidiendo con su estancia en el lugar, intentaron matar al temible monstruo, que parecía tener la imagen de un dragón. Al no poderlo conseguir el emperador pidió ayuda a San Emeterio, este un monje francés con sus rezos logró que el monstruo saliera del lago y le siguiera hasta la plaza. Después de este hecho la bestia volvió al lago y no volvió a salir nunca más. Considerado un milagro del santo, se fundó entonces en homenaje el monasterio de San Esteban de Banyoles.

Imágenes cortesía de Joanrcp, Franganillo, Ariadna Matas y Albert Torelló.