7 piscinas naturales impresionantes

· 5 marzo, 2017

Las piscinas naturales son preciosos destinos creados por la Madre Tierra donde tomar un baño será una de las experiencias más agradables e inolvidables de tu vida. Aunque son muchas alrededor del mundo, en esta expedición te mostramos 7 que te impresionarán ¡Zambúllete!

Piscinas naturales, destinos paradisíacos

Autor: Konrad Karlsson

Algunas piscinas naturales son verdaderos destinos paradisíacos, pues es tanta la belleza que las rodea, la tranquilidad que se siente y la felicidad que se respira que te apartan del mundo y de las preocupaciones sin que te des cuenta.

Tus sentidos quedarán maravillados con estas joyas de la naturaleza:

1. La Laguna Azul en Islandia

Autor: cjuneau

¿Te imaginas zambullido en una piscina natural geotermal? Pues en la península de Reykjanes, en Islandia, este sueño se vuelve realidad, ya que tiene un balneario impresionante llamado la Laguna Azul, una de las atracciones turísticas más famosas del país.

Ya que está en el campo de lava de Grindavík, el agua tiene una temperatura de 40 grados Celsius, lo que resulta en un paraíso en ese gélido país.

Además, el espectacular color azul y las propiedades curativas de sus aguas, lo hermoso del panorama circundante y el ambiente tan relajado harán que recibas todo el poder curativo de la naturaleza como nunca antes lo has experimentado.

2. Cura di Tortuga en Aruba

Autor: Sid

La “Isla Feliz” como se conoce a Aruba, tiene otra de las piscinas naturales más espectaculares del planeta llamada Cura di Tortuga.

Ubicada en el extremo norte de la isla es una hermosa formación de roca volcánica que se alimenta con las aguas del mar que chocan contra la costa. Por lo que sumergirse en ella será una experiencia llena de emoción y aventura.

Asimismo, se encuentra en un lugar recóndito y escarpado al que solo se puede llegar caminando o en vehículos de tracción total, lo que aumenta la adrenalina al doble.

3. Pamukkale en Turquía

Autor: Harold Litwiler

En el valle del río Menderes, en el sudoeste de Turquía, hallamos otro escenario natural único llamado Pamukkale, el cual está catalogado como una de las piscinas naturales más hermosas del mundo.

Creadas por las fuerzas de movimientos tectónicos, aguas termales surgen de sus entrañas cargando bicarbonatos y calcios lo que ha producido de manera natural capas de piedra caliza y travertinos. Todo esto da paso al espectacular monumento que hoy es. Aunque no podrás nadar en sus aguas, visitarlas resulta un espectáculo difícil de creer.

4. Giola en Grecia

Autor: Remus Pereni

Explorando los terrenos de Thassos en Grecia, encontramos otra de las más impresionantes piscinas naturales que puedas imaginar, la llaman Giola.

Esta piscina, casi circular y de piedra natural, ha sido tallada por la acción erosiva de las corrientes del agua, y ya que está al nivel del mar sentirás que estás nadando en el mar abierto, pues hasta las olas llegarán a ti. ¡Muy emocionante!

5. Las Piscinas de Las Hadas en Escocia

Autor: Daniel Stockman

Explorando la isla Skye, en Escocia, encontramos las Piscinas de las Hadas “Fairy Pools”, hermosos pozos que se forman en el bosque Glen Brittle y que están bañados por aguas de un increíble color turquesa.

Rodeadas por paisajes de montañas, la sensación de explorar estas piscinas naturales será una expedición que nunca olvidarás. Eso sí, si quieres nadar en ellas debes prepararte para un chapuzón bien helado.

6. El Cenote Ik Kil en México

Autor: Travis Wise

Ahora en México, en la península de Yucatán, encontramos una de las piscinas naturales más visitadas y hermosas de todo el continente americano, el Cenote Ik Kil.

A 26 metros por debajo del nivel de suelo, se encuentra a cielo abierto, por lo que nadar en sus aguas de un color azul intenso, además de espectacular y relajante, será una experiencia prehistórica al estilo de Jurassic Park.

7. La piscina del diablo

Autor: joepyrek

¿Quieres zambullirte en la piscina más peligrosa del mundo? En las Cataratas Victoria, en Zambia, podrás sumergirte en la Piscina del diablo “Devil´s Pool”, donde la adrenalina te invadirá.

Ubicadas a los pies de la caída de la catarata, tan solo unos centímetros de roca impiden que caigas al vacío, así que no habrá un sitio más emocionante que este.

Imágenes cortesía de: dconvertini, Konrad Karlsson, cjuneau, Sid, Harold Litwiler, Remus Pereni, Daniel Stockman, Travis Wise y joepyrek.