7 ciudades de los Países Bajos para deleitarse. II Parte

7 ciudades de los Países Bajos para deleitarse. II Parte

Las ciudades de los Países Bajos tienen un encanto irresistible, una belleza inigualable y un ambiente irrepetible. Es por eso están entre los destinos más anhelados por los viajeros. Sabemos que te enamoraste con las 3 que te presentamos en la primera parte, ahora conozcamos otras 4 más que también te cautivarán. ¡Déjate atrapar!

El encanto de las ciudades de los Países Bajos

Probablemente sea difícil describir lo que hace a las ciudades de los Países Bajos el paraíso terrenal que son, ya que tienen la combinación perfecta de todo lo que se necesita para hacer lugares mágicos.

Un panorama exquisito, canales de agua hermosos, un aire de paz y tranquilidad que te lleva a niveles únicos de felicidad, una arquitectura de ensueño y un sinfín de cosas más son las que te atraparán.

Veamos otros 4 destinos encantadores:

1. Róterdam

Cuando hablamos de ciudades de los Países Bajos, Róterdam es una de las más importantes, interesantes, modernas y divertidas que puedas hallar.

Durante el día, su ritmo ajetreado de urbe moderna no te dejará parar ni un segundo, y por las noches su increíble vida nocturna te dejará vivir los momentos más entretenidos de tu vida.

Para disfrutarla al máximo, no te puedes perder:

  • El Zoológico: aunque en principio creerás que es un zoológico como cualquier otro del mundo, este lleva la experiencia más allá, pues encontrarás animales de todos los rincones del mundo en hábitat recreadas. Pero eso no es todo, ya que podrás caminar por el Oceanium, un túnel de cristal de 22 metros de largo que pasa por el fondo del mar y desde el que podrás admirar la fauna acuática en su máximo esplendor. ¡Será increíble!
  • Un recorrido en el Splashtours: Imagina recorrer toda la ciudad en un bus y luego, como por arte de magia, entras al río a navegarlo y disfrutarlo como nunca antes. Eso es posible en Róterdam a bordo del Splashtours, buses únicos que te dan lo mejor de ambos mundos.
  • Disfrutar del panorama: Desde el Euromast, una torre de casi 200 metros de altura, podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Pero para los amantes de la adrenalina hay mucho más, ya que podrás lanzarte a rappel o desde una tirolesa a más de 100 metros de altura. ¡Eso si es extremo!

2. La Haya

La Haya es conocida por ser el centro del poder de la justicia mundial, con su Corte Penal Internacional, sin embargo, tiene mucho más que eso, ya que es otra de las ciudades de los Países Bajos para deleitarse por su extravagancia, elegancia y refinamiento.

Veamos lo mejor:

  • La Real Pinacoteca Mauritshuis: Un exquisito edificio que data del siglo XVII que alguna vez fue residencia y el hotel para los invitados de mayor alcurnia de la ciudad. Hoy en día funciona un museo en que podrás deleitarte con sus obras y edificios.
  • Escher en palacio: exquisita colección del artista gráfico Maurits Cornelis Escher, en la que se mezclan ilusiones ópticas y situaciones imposibles que confunden y divierten a los observadores. Ubicado en el antiguo palacio de la Familia Real, en el casco histórico de la ciudad, será una grata experiencia.
  • Madurodam: Este parque miniatura es una representación a escala de los iconos del país, así que recorrerlo será una experiencia inolvidable.

3. Utrecht

Considerada como una de las más antiguas ciudades de los Países Bajos es llamada el “auténtico corazón de Holanda”.

Llena de hermosos e imponentes monumentos, un casco histórico precioso, canales espectaculares y sótanos al nivel del agua donde podrás degustar tu paladar con un café o un plato de la comida típica, pasarás gratos momentos, así que no te puedes perder:

  • La ruta de los Castillos: En los alrededores de Utrecht encontrarás una zona llamada “De Vechtstreek” la cual es muy conocida y visitada por los castillos y mansiones que se encuentran por doquier. Recórrela y te sentirás como en la época medieval.
  • La Torre Dom: Considerada como la torre de iglesia más alta y antigua de todas las ciudades de los Países Bajos, cuenta con más de 110 metros de alto y casi 700 años de historia. ¡No dejes de subir a su cima cumbre para admirar el panorama!
  • Domunder: un entramado de canales y pasillos por debajo de la plaza Domplein, con más de 2.000 años de antigüedad, por los que pasear será una vivencia fenomenal.

4. Nimega

No te puedes marchar sin antes dejarte seducir por los encantos de Nimega, una de las ciudades de los Países Bajos para deleitarse y disfrutar sin restricciones.

Historia –es la más antigua del país–, tranquilidad, bellas montañas y bosques y la gente relajada como si el tiempo no importara, seguro te atraparán. No te pierdas:

Sus restaurantes: Famosa por algunos de los restaurantes que sirven las comidas más deliciosas del país, acércate al casco histórico y siente que tus sentidos explotan de deleite.

De compras: además de recorrer y disfrutar de sus históricas calles, encontrarás tiendas de marcas afamadas y de tiendas emergentes, así que prepara tu bolsillo y desenfrénate comprando.

Imágenes cortesía de: Alias 0591, DG EMPL, Frans Berkelaar, Markus Tacker y Steven Vance.