Marsella, un exquisito destino de Francia

14 marzo, 2017

Marsella es una exquisita ciudad de la Costa Azul de Francia, al borde del mar Mediterráneo, llena de glamour, abarrotada de belleza y con ese encanto mediterráneo-francés que a todos vuelve locos. Acompáñanos a recorrer algunos de sus rincones y disfrutar del maravilloso encanto que te atrapará irremediablemente. ¡Disfrútala!

Recorriendo Marsella

Autor: Jeanne Menjoulet

En Marsella confluyen tantas cosas que la hacen una de las ciudades más famosas del país. Ser una de las zonas más soleadas, su clima agradable (ni muy frío ni muy caliente), sus calles llenas de monumentos y edificios históricos, un puerto hermoso e importante, residencias palaciegas, fortalezas antiguas y un ambiente relajado y exclusivo, te dejarán con deseos de más.

Así que al visitar este placentero destino no te puedes perder:

1. El Puerto Viejo

Autor: Tiberio Frascari

Para comenzar a disfrutar del rico pasado, de la alcurnia y buenas energías de Marsella, visitar su puerto viejo –Vieux Port– será una de las mejores opciones, ya que quedarás asombrado con tanta belleza.

Se dice que en este lugar comenzó la historia de la ciudad, cuando los griegos lo ocuparon por primera vez hace más de 26 siglos debido a su estratégica ubicación.

Después de tantos siglos, sigue siendo un sitio estratégico, pero ahora para los turistas que todos los días llegan en sus fantásticos botes para deleitarse con el espíritu de la vida de Marsella.

Disfruta de un exquisito plato de comida y de un buen trago en algunos de los bares o restaurantes apostados en las inmediaciones, mientras contemplas uno de los paisajes más enigmáticos y cautivantes que podrás ver en tu vida.

2. El Palacio del Pharo

Autor: decar66

Estar en alguna ciudad de Francia sin que haya un palacio no es posible y en Marsella tampoco, así que no te puedes perder admirar el encanto del Palacio del Pharon –Palais du Pharo–.

Construida bajo un estilo de residencia imperial, ordenada por Napoleón III a mediados del siglo XIX, su forma de doble “T” aunado a los enormes y preciosos ventanales, y la fachada de piedra tallada crearon una preciosa obra de arte arquitectónica.

Hoy en día es el sitio predilecto para las grandes reuniones, ferias y conferencias de la región, en la que más de 2.500 personas se pueden dar cabida para disfrutar del ambiente imperial con una historia de más 150 años.

¡Ah! Tampoco te puedes perder caminar por sus verdes y bien cuidados jardines de más de 5 hectáreas. ¡Te provocará perderte en ellos!

3. El Fuerte Saint Jean

Autor: decar66

La ubicación aventajada y estratégica de Marsella hicieron que a mediados del siglo XVII se construyera el “Fort Saint-Jean” para proteger y defender el puerto antiguo.

Hoy en día es la sede del interesantísimo Museo de las Civilizaciones de Europa y el Mediterráneo, el cual se asemeja a un pequeño pueblo donde los principales protagonistas son:

  • La plaza de las Armas: un espacio al aire libre donde las personas se reúnen para relajarse.
  • El sendero histórico: compuestos por las galerías de los oficiales y de los custodios donde se reúnen siglos de historia.
  • El jardín de las migraciones: con más de 12.000 metros cuadrados ofrece un paisaje espectacular.

4. El Palacio Longchamp

Autor: decar66

Seguramente, quedarás atónito con la belleza del Palacio de Longchamp, erigido para celebrar el acueducto de enormes proporciones que se construyó en el siglo XIX para brindar agua potable a la ciudad.

En la actualidad, su fuente y fachadas de estilo barroco de una presencia majestuosa deja correr las aguas con una gracia única.

Asimismo, es la sede del Museo de Bellas Artes y de Historia Natural, por lo que visitarlo será una experiencia completa.

5. La Basílica de Nuestra Señora de la Guarda

Autor: So_P

No puedes partir de Marsella sin antes conocer y disfrutar la arquitectura y la paz que se respira en la Basílica de Nuestra Señora de la Guarda –Notre-Dame de la Garde–, ya que es uno de los emblemas que se alza por los cielos de la ciudad.

¿Qué puedes hacer aquí, además de tener un contacto religioso? Admirar los ocho siglos de historia de esta basílica en el Museo de Nuestra Señora de la Guardia o disfrutar del paisaje hermoso y consolador que se puede admirar desde aquí sobre la ciudad y el puerto. ¡Es maravilloso!

Imágenes cortesía de: decar66, Jeanne Menjoulet, Tiberio Frascari y So_P.