Sanssouci, uno de los hermosos palacios de Alemania

· 12 noviembre, 2015

Al hablar de Europa siempre puede considerarse como el continente con algunos de los castillos más hermosos, importantes y espectaculares de todo el mundo. En esta ocasión, hemos escogido a Sanssouci, el cual está catalogado como uno de los más especiales palacios de Alemania, debido a su colorido, su equilibrio y ostentosidad. ¡Sumérgete con nosotros en este nuevo descubrimiento!

Acerca Sanssouci: uno de los más bellos palacios de Alemania

Sanssouci 2
Autor: Wolfgang Staudt

Escapándonos de Berlín, a tan solo 20 kilómetros al suroeste, nos topamos con la hermosa ciudad capital del estado de Brandeburgo, Potsdam. Ahí encontramos una de las joyas de la arquitectura de la realeza alemana y es el Palacio de Sanssouci.

Diseñado por el arquitecto Georg Wenzeslaus von Knobelsdorff –desde 1745 a 1747– fue destinado como una de las residencias del rey de Prusia Federido II El Grande, para su relajación de las presiones que representaban la corte de Berlín.

Su estilo arquitectónico rococó fue grandemente influenciado por Federico –quien amaba con locura los palacios de este tipo–, por lo que el estilo es llamado coloquialmente “rococó federiciano”. Asimismo, debido a su elegancia y lujo es considerado como el rival alemán del Palacio de Versalles de Francia.

Un paraíso para el descanso del Rey

Sanssouci Palace
Autor: ian.plumb

Como mencionamos anteriormente, el Palacio de Sanssouci fue construido como una casa de descanso, por lo que sus proporciones menores a las acostumbradas de las residencias reales desde donde se manejaba el poder, sin embargo, no te dejes engañar por eso ya que a pesar de no ser inmensa en tamaño, sí lo es en buen gusto y ostentosidad.

El rey Federico II sentía por este palacio una conexión especial, porque era una representación gráfica de su personalidad, con ello, se convirtió en su lugar favorito y de refugio en el que se olvidaba del mundo.

En la actualidad, está abierto al público y es posible conocer la mayoría de sus espacios, con lo que tendrás la oportunidad de trasladarte al mismo siglo XVIII y sentir lo que experimentaba el rey en uno de los mejores palacios de Alemania.

Las secciones del palacio

Sanssouci 4
Autor: Bruno Girin

Esta gran obra de la arquitectura del siglo XVIII, está llena de espacios increíbles. Por eso, no podemos perdernos de disfrutar:

  • El interior del palacio, una obra de verdadero arte.
  • Los jardines aterrazados: un espectáculo del mejor paisajismo.
  • El parque: un lugar para olvidarse del mundo.

El interior del Palacio

Sanssouci 5
Autor: Dennis Jarvis

A diferencia de la mayoría de las residencias reales en las que las habitaciones son incontables, Sanssouci –considerado como uno de los más importantes palacios de Alemania– tenía solo 10, sin embargo, la alegría, despreocupación y aristocracia del estilo rococó federiciano estaba esparcido en cada uno de sus rincones.

Los jardines aterrazados

Sanssouci 6
Autor: Ana Paula Hirama

Federico II era amante del paisajismo, por lo que en el palacio de Sanssouci decidió crear un viñedo en terradas, los que brindan una vista panorámica prácticamente única, además de una vid excelente.

Debajo de estos viñedos en terrazas, también existe un hermoso jardín ornamental ambientado con un estilo barroco.

En conclusión, los jardines de esta residencia real, fusiona la belleza con la funcionalidad en cada centímetro de su espacio.

El hermoso parque

Sanssouci 7
Autor: Amanda Slater

Para finalizar el recorrido por uno de los más bellos palacios de Alemania –Sanssouci– no puedes perderte el espectáculo visual y sensorial que ofrece su parque –Parque de Sanssouci–.

Con una extensión de 2,5 kilómetros de largo, cubre todo el extremo occidental del palacio, y cuenta con más de 3.000 árboles frutales, hermosas estatuas y finos obeliscos, así como varios templos espectaculares.

Como hemos podido contemplar, Sanssouci es uno de los palacios de Alemania más hermosos, que con su estilo rococó está lleno de alegría, buen gusto y ostentosidad.

Imágenes cortesía de: piotr iłowiecki, Wolfgang Staudt, ian.plumb, Bruno Girin, Dennis Jarvis, Ana Paula Hirama y Amanda Slater.