Nara en Japón, la ciudad de los templos

· 13 julio, 2015

Japón es una nación impresionante llena de hermosos parajes y una cultura milenaria espectacularmente rica. Sus ciudades se desarrollan en un perfecto equilibrio entre la modernidad y la antigüedad, por ello, en cada rincón encontrarás una historia fantástica. Hoy queremos llevarte a conocer Nara en Japón, conocida como la ciudad de los templos, porque en ella existen multiplicidad de estas construcciones, dignas representantes de la arquitectura y la cultura nipona. ¡Acompáñanos a conocerla, seguro te gustará!

Nara en Japón, un destino de impresionantes edificaciones

Nara 2
Autor: m-louis .®

Nara en Japón es una hermosa ciudad ubicada en la región de Kansai, una de las más espectaculares y ancestrales del territorio del sol naciente, en la isla Honshu, la principal del país.

Su importancia y belleza arquitectónica se remonta al siglo VIII de nuestra era, en la que fue la capital de Japón, por ello, se desarrolló de manera espectacular.

El aspecto más resaltante de esta ciudad en la actualidad, es que guarda una alta cantidad de hermosos y fantásticos templos antiguos en estado de conservación óptimo, lo que ha hecho que la UNESCO lo reconozca como Patrimonio de la Humanidad.

Debido a esto, Nara se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos del país, ya que propios y extraños quieren conocer y disfrutar estas impresionantes edificaciones. Disfrutemos de las monumentales construcciones antiguas típicas de la cultura nipona.

El templo Todaiji

Nara 3
Autor: 2benny

Buscando los hermosos templos en Nara nos topamos con el que quizás es el más impresionante e importante de la lista, el templo Todaiji.

Construido alrededor del año 728 de nuestra era, es una obra de arte arquitectónico de casi 1300 años de existencia, algo simplemente increíble. Tan solo con verificar este dato, las ansias de conocerlo serán incontrolables.

Dedicado a Buda, alberga la estatua de bronce de esta deidad más grande del mundo –aproximadamente 15 metros de alto y 500 toneladas de peso–, algo espectacular y sumamente importante para todos aquellos que practican el budismo.

Su arquitectura, está compuesta por un complejo de edificios y estructuras, las que acompañadas de los hermosos jardines, convierten al paisaje en un lugar cautivador.

En la actualidad, podrás recorrer esta edificación para conocer de cerca el fantástico pasado de la Nara imperial del siglo VIII. También funciona un museo en el que se muestran las bellas esculturas y tesoros de la época antes referida.

El templo Kofuku-ji

Nara 4
Autor: Maarten Heerlien

Otra de las piezas magistrales de la arquitectura antigua japonesa es el impresionante templo Kofuku-ji. Su construcción se inició a finales del siglo VII, por lo que es más antiguo que el templo Todaiji.

Dedicado también a Buda fue y es otro de los principales monumentos de este tipo en la ciudad de Nara en Japón. Tal es su belleza y relevancia, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Algunos de los aspectos más prominentes de este templo es su salón dorado, las pagodas –construcción tipo edificio tradicional de la cultura asiática– de 3 y 5 pisos y el salón octogonal, entre otros.

En realidad el templo Kofuku-ji es un lugar que no puedes dejar de visitar cuando llegues a la ciudad de Nara.

El templo Kasuga-taisha

Nara 5
Autor: masato_photo

Para continuar con el recorrido por los hermosos y antiquísimos templos de Nara, llegamos al Kasuga-taisha.

Construido en el año 768, se levantó como un santuario sintoísta. El exterior de esta construcción no tiene comparación y uno de sus elementos más famosos, son la gran cantidad de faroles de bronce y linternas que marcan el camino al santuario.

También en sus adyacencias se encuentra el parque de los ciervos, en el que estos animales caminan libremente, ya que son consideradas como figuras sagradas. Una gran experiencia, será visitar los templos de la ciudad de Nara.

Nara en Japón es una hermosa ciudad que guarda los mejores templos de la cultura nipona de los siglos VII y VIII.

Imágenes cortesía de: SteFou!, m-louis .®, 2benny, Maarten Heerlien y masato_photo.