Las mejores rutas del mundo para senderistas I

· 26 febrero, 2014

Los senderistas son personas con una sensibilidad especial. Encuentran un gran placer en caminar por horas y horas, bien sea para entrar en contacto íntimo con la naturaleza o para ponerse en sintonía con su mundo interior. No importa el esfuerzo ni las ampollas. Ellos siempre añoran una buena ruta para transitar por los caminos.

Si eres uno de esos apasionados senderistas, te interesará conocer cuáles son los mejores trayectos del mundo para disfrutar de tu afición. Aquí te lo contamos.

Torres del Paine

Un extraordinario lugar del territorio chileno, repleto de picos y torres de granito negro. Cuenta con una enorme biodiversidad y en 1978 fue declarado como “reserva de la biosfera”. Hay cientos de senderos de varios kilómetros marcados allí. El trayecto más largo, siguiendo el curso del Río Paine y bordeando por completo el macizo montañoso, exige alrededor de 7 a 10 días para completarse.

Se considera una ruta de dificultad media-alta, básicamente apta para senderistas experimentados. Las opciones de refugio incluyen albergues formales, algunos de ellos con todas las comodidades, hasta explanadas propicias para levantar una tienda de campaña.

Camino de Santiago

Finisterra, al final de los Caminos de Santiago.
Finisterra, al final de los Caminos de Santiago.

Es una extensa ruta que se delineó siguiendo el rumbo de las estrellas de la Vía Láctea. Conduce a Santiago de Compostela, en España, donde supuestamente están los restos del apóstol Santiago. Es un camino que año tras año recorren miles de peregrinos de todo el mundo y que incluye pasos por territorio francés.

El trayecto completo termina en Finisterre o el “fin de la tierra”, como era conocido este punto en donde por muchos siglos se pensó que acababa el mundo. A lo largo de este camino pueden apreciarse construcciones y monumentos de gran belleza e indudable valor histórico. La tradición de recorrer esta ruta se remonta al siglo IX.

Cordillera Blanca

La Cordillera Blanca, en Perú.
La Cordillera Blanca, en Perú.

Es un complejo de grandes elevaciones que se localizan al norte de Perú. Un verdadero paraíso de cumbres nevadas, apto solamente para senderistas muy experimentados por lo exigente de los ascensos. El Alpamayo, una montaña en forma de pirámide perfecta y la cumbre nevada del Huascarán son dos de las 23 elevaciones que conforman esta maravilla de la naturaleza.

Huella Andina

Huella Andina, en Argentina.
Huella Andina, en Argentina.

Es el primer gran sendero de Argentina, con un trayecto que alcanza los 500 kilómetros de extensión. Está localizado entre Neuquén y Chubut, en La Patagonia. Comprende el paso por nada menos que cinco parques nacionales y tiene 24 etapas; cada una de ellas tiene se extiende por un terreno de entre 7 y 21 kilómetros. Atraviesa hermosísimos parajes en donde la naturaleza muestra su imponencia y su infinita variedad.

Sendero de los Apalaches

Un tramo del Sendero de Los Apalaches.
Un tramo del Sendero de Los Apalaches.

Es un sendero de largo recorrido, ubicado al Este de los Estados Unidos, que tiene una longitud de 3.500 kilómetros. Conecta con el Sendero Internacional de Los Apalaches en Canadá, que a su vez se extiende por 3.100 kilómetros adicionales. Está muy bien conservado y permite adentrarse en un entorno de gran riqueza natural, con lagos, bosques y una exultante fauna a lo largo del camino.

Imágenes cortesía de Mirko Thiessen, Verdgris, Ladislav Kamarad, Los Viajes del Cangrejo y Mwanner.