Arequipa, Perú: “Ciudad Blanca”

· 3 junio, 2013

La segunda ciudad más poblada de Perú es también un lugar de enorme herencia cultural y rodeada de un hermoso relieve, en el cual destacan los Andes y conos nevados como el Misti, bajo un hermoso cielo azul la mayor parte del año. El lector está invitado a hacer un recorrido por Arequipa a través de estas líneas.

Con más de 850 mil habitantes, Arequipa es superada sólo por Lima en cuanto a población entre las ciudades de Perú. La Ciudad Blanca, como se le conoce, es la capital de la provincia de Arequipa, además de ser un centro de desarrollo industrial de gran importancia en la economía peruana.

La ciudad se encuentra a una considerable altura sobre el nivel del mar, alrededor de los 2300 m. La sequedad de su clima y la alta radiación solar hacen que sea recomendable que los visitantes utilicen la debida protección al exponerse al sol. Por otro lado, la temperatura de Arequipa es bastante agradable, pues se mantiene dentro de parámetros aptos para recibir turistas a través del año: rara vez sube más allá de los 22 °C, y es poco común que baje de los 7 °C.

La ciudad de Arequipa fue fundada en 1540, y durante la época virreinal se realizaron importantes obras de construcción en la ciudad, como lo fue el edificio del ayuntamiento, la iglesia mayor y la iglesia y claustros de los jesuitas.

Efectivamente, hay numerosos monumentos de gran valor cultural que se pueden visitar en Arequipa. Se puede empezar con un recorrido por el casco histórico de la ciudad, que ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en la lista de la Unesco. En el centro de este distrito, a un lado de la plaza de armas, se encuentra la catedral de Arequipa, la cual fue construida entre 1540 y 1656, con una importante combinación de estilos renacentistas y góticos.

Al otro lado de la plaza de armas se encuentra el hermoso portal Bolognesi, una elaborada construcción de dos plantas conformadas por líneas de arcos. Muy cerca de allí se localiza la iglesia y los claustros de la Compañía de Jesús, una formidable estructura de gruesas paredes con un impresionante estilo barroco.

Para quienes buscan entrar en un mayor contacto con la naturaleza, en Arequipa es posible hacer excursiones a los volcanes Misti y Chachani. Es importante que el turista realice estas excursiones con guías especializados y con profesionales.

Arequipa2

Un ambiente soleado, de maravillas naturales y de hermosos monumentos culturales es lo que le espera al visitante en Arequipa, la Ciudad Blanca de Perú.

Imágenes cortesía de Edison2919 y Xiaozhuli.