Las cuevas de los Mil Budas en China, una obra colosal

· 21 octubre, 2015

Existen obras arquitectónicas en el mundo colosales que te llenan de admiración y al mismo tiempo de intriga, pues no parecen hechas por simples seres humanos. Una de estas extraordinarias obras que vamos a visitar hoy son las cuevas de los Mil Budas en China, una obra colosal Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1987.

Esta inclusión como Patrimonio Universal es bien merecida, pues se trata nada menos que de 492 templos budistas excavados en la roca, una obra gigantesca que además posee más de 2500 esculturas policromadas y una inmensa exposición de pinturas murales que cubren sus paredes. Por ello, te invitamos a realizar un recorrido por esta maravilla del arte, las cuevas de los Mil Budas.

Conoce las cuevas de los Mil Budas

Autor: BetacommandBot
Autor: BetacommandBot

Las cuevas de los Mil Budas son conocidas también con el nombre de Cuevas de Mogao o cuevas de Dunhuang, precisamente porque se hallan en la ciudad de Dunhuang, en la provincia de Gansud, en el norte de China.

Ocupan en su situación un lugar estratégico de la antigua Ruta de la Seda, que conectaba China comercialmente con los demás países, justo en el centro del Desierto del Gobi.

La primera cueva se cree que fue construida en el siglo IV a. C., completándose el resto de las edificaciones progresivamente hasta el siglo XIV por los monjes que residían en el lugar, con el apoyo de ricos gobernantes y mercaderes. Las cuevas y templos fueron excavados en uno de los lados de un acantilado, en una longitud de casi 25 km.

Autor: tian yake
Autor: tian yake

Las cuevas no solo poseen un rico legado arquitectónico, ya que además de las 2500 estatuas y los 42000 metros cuadrados de pinturas murales, cuenta con unos grandiosos tesoros de la historia, sus más de mil pergaminos, 15000 libros de papel y otros manuscritos.

Estas cuevas fueron descubiertas al final del siglo XIX y principios del XX. Uno de los personajes más relevantes de este descubrimiento fue el monje taoísta chino Wang Yuanlu, quien procedió a retirar la arena que cubría estas cuevas y restaurar los templos, por ello se nombró a sí mismo como guardián del lugar.

Autor: mikeccross
Autor: mikeccross

De las esculturas más sorprendentes halladas en las cuevas podemos destacar la de la figura del Buda Maitreya en la cueva 275 del siglo IV, una de las primeras cuevas construidas. También la del Buda reclinado de la cueva 158, cuyo original se halla en el Museo Nacional de Arte de China, en Beijing.

La cueva Biblioteca

Autor: gongfu_king
Autor: gongfu_king

La cueva Biblioteca corresponde a la número 17 y fue descubierta por Wang Yuanlu. En ella se hallaron unos 1100 fajos de pergaminos y unos 15000 libros de papel, que datan del siglo IV al siglo XI aproximadamente.

Los textos se hallan escritos en varias lenguas, mayormente en chino, pero también en tibetano, uigur, sánscrito y sogdiano, entre otras. La mayoría están relacionados con el culto budista, aunque se encuentran documentos de muy diversa naturaleza e índole.

Autor: gongfu_king
Autor: gongfu_king

Uno de estos libros considerado la joya de la biblioteca es el llamado el Sutra del Diamante. Por ser el libro impreso más antiguo conocido, ya que los investigadores lo datan en el año 868.

Imágenes cortesía de Tom Thai, BetacommandBot, tian yake, mikeccross y gongfu_king.