La Laguna de Huacachina, un oasis de leyenda

· 15 septiembre, 2013

Cuenta la leyenda que una joven princesa se enamoró de un joven guerrero, después de casarse, él tuvo que partir a la guerra donde finalmente murió, la joven princesa tras enterarse de la noticia entró en una profunda tristeza y fue a llorar la muerte de su amado en el lugar donde se conocieron. Se dice que las lágrimas de ella fueron formando poco a poco la Laguna de Huacachina, en Perú. Finalmente, ella se convirtió en una sirena y afirman los lugareños que en las noches de luna llena se pueden escuchar todavía los lamentos de la joven princesa.

La Laguna de Huacachina

La Laguna de Huacachina es un oasis natural situado a 5 kilómetros de la ciudad de Ica, en Perú. Está rodeada por un desierto de arenas blancas, en el que se pueden practicar deportes como el sandboard o subir las dunas en carros areneros llamados tubulares. No es un destino turístico muy conocido ¡lo que la hace más atractiva!

La laguna debe su nombre a la leyenda de la joven princesa, ya que “Huaca” significa llorar y “China” significa mujer, por lo tanto Huacachina significa “mujer que llora”. Sus aguas son de color verde esmeralda intenso, que se formaron por corrientes subterráneas en mitad del desierto.

Está rodeada de frondosa vegetación con especies como la palmera datilera, eucaliptos y algarrobos. A mediados del siglo XX se convirtió en un balneario ya que sus bellas aguas tienen propiedades medicinales. Aprovechando que era uno de los balnearios más importantes de Perú, se construyó un malecón y casitas para que los visitantes estuviesen cómodos y se pudieran alojar.

 Cómo llegar

Llegar a Huacachina es fácil, llegamos al aeropuerto internacional de Lima y desde allí podemos viajar a la ciudad de Ica en autobús, donde hay salidas frecuentes. Llegando a Ica se puede tomar un taxi.

Atractivos de Ica

Ica es una ciudad de Perú que se encuentra ubicada sobre la costa sur de Lima. Se la conoce como La Ciudad del Sol Eterno. En ella podemos encontrar desiertos como las Pampas de Lancha, las Pampas de Villacurí. Ica ofrece también aguas termales y playas con una variada fauna marina.

Otros de sus atractivos es La Reserva de Nacional de Paracas fue creada para conservar una porción de mar del desierto de Perú, para proteger especies de flora y fauna. En la reserva viven lobos marinos, pingüinos de Humboldt, delfines, flamencos y otras aves. En la bahía de Paracas se dice que el Libertador San Martín, al ver el color de las plumas de los flamencos, se inspiró para crear la bandera de Perú.

La Plaza de Armas está situada en el centro de Ica, es la zona más antigua de la ciudad dónde también se encuentra la Catedral y edificios muy bonitos.

Un lugar de obligada visita es el Museo de Adolfo Bermudez Jenkins. Podemos ver allí los hallazgos de las culturas Paracas, Nazcas, Ica, Huari e Inca.

Ica es conocida por sus industrias vitivinícola, ya que por todo el valle se cultiva la vid. Podemos visitar alrededor de 85 bodegas en las que siguen utilizando los mismos utensilios tradicionales para la destilación del vino.

Imágenes cortesía de Sean Taylor, Nomadia Samuel e Incógnito.