La ciudad subterránea de Derinkuyu, la Turquía más misteriosa

· 8 enero, 2016

Hoy vamos a recorrer uno de los lugares más asombrosos y enigmáticos del mundo, legado de un tiempo muy remoto en el que causa admiración la destreza que llegaron a alcanzar para lograr tan magníficas construcciones.

Hablamos de la región de Capadocia en la Turquía más misteriosa y de la ciudad subterránea de Derinkuyu, que se encuentra en el Parque Nacional de Göreme, todo un conjunto histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La visita a esta ciudad excavada en la roca, nos dejará de seguro impresionados, por eso te invitamos a recorrerla y a descubrirla.

Conoce la ciudad subterránea de Derinkuyu

Autor: Ronald Woan
Autor: Ronald Woan

La ciudad de Derinkuyu se encuentra en la provincia de Nevşehir, aproximadamente a 29 kilómetros al sur de la capital homónima y a 40 kilómetros de Göreme, en la región de Anatolia Central.

La ciudad subterránea de Derinkuyu se halla en la misma localidad y es actualmente uno de los enclaves turísticos más visitados y famosos de la región, por ser también la ciudad que se desarrolla a más profundidad, por algo su nombre significa “Pozo Profundo”.

No hay unanimidad por parte de los estudiosos sobre la fecha de su construcción, ya que algunos la fijan en el siglo VII, y otros la datan en el siglo XIV a.C., considerando que fue excavada por los antiguos pobladores de la región, los Hititas.

Autor: Dan Merino
Autor: Dan Merino

Fuera como fuere su origen, lo que está claro es su inmensidad y dimensión, ya que fue excavada en la roca a una profundidad de hasta 85 metros de longitud y en varios niveles.

Las excavaciones arqueológicas comenzaron en el año 1963 y la ciudad fue abierta al público en 1969, aunque solo se pueden visitar los ocho niveles superiores de los 20 que llega a alcanzar.

Características de la ciudad subterránea de Derinkuyu

Autor: Dan Merino
Autor: Dan Merino

La ciudad subterránea de Derinkuyu cuenta con un gran número de habitaciones que cumplen la utilidad y servicios como sería en cualquier otra ciudad en la superficie, como son establos, bodegas, almacenes, comedores, iglesias, etc. Además de una gran sala con un techo de bóveda de cañón. Se calcula que la ciudad podía ser habitada hasta por diez mil personas.

Desde el tercer piso y el cuarto, el descenso se realiza por medio de escaleras verticales que conducen a una iglesia de planta cruciforme en la planta baja.

La ciudad cuenta con pozos de agua para el abastecimiento de los habitantes, aunque no en todas las plantas. También destaca el eje principal de ventilación con 55 metros de profundidad y los más de 15000 conductos de ventilación que proporcionan aire fresco en lo profundo de la ciudad subterránea.

Autor: sunriseOdyssey
Autor: sunriseOdyssey

Una de las zonas más curiosas que posee es el área que servía para depositar los cadáveres de los miembros que fallecían mientras habitaban la ciudad, en espera de poder ser enterrados en la superficie. También resultan muy llamativas las pesadas puertas a modo de piedras de molino redondas que servían para bloquear los corredores en caso de peligro o ataque enemigo.

Autor: Melanie Bateman
Autor: Melanie Bateman

La Ciudad Subterránea de Derinkuyu se abrió a los visitantes en 1969, pero hasta ahora menos de la mitad de ella se pueden visitar. Para ello hay organizados auténticos tours por la compañías de viajes y turísticas de la zona, enseñándote y guiando por las diferentes partes abiertas al público. El coste de esta visita guiada suele estar en torno a los 55 €.

Imágenes cortesía de Ramón, Ronald Woan, Dan Merino, sunriseOdyssey y Melanie Bateman.