El encanto medieval de Pitigliano en Italia

· 1 julio, 2016

Italia es uno de esos países mágicos lleno de hermosos lugares, centros históricos impresionantes y es dueño de los vestigios de algunas de las civilizaciones más antiguas y poderosas, por eso es una mezcla interesante de modernidad con el pasado; y uno de esos destinos espectaculares es el hermoso pueblo llamada Pitigliano el cual te llevará a un paseo por la era medieval. ¡Seguro te encantará!

Buscando este precioso pueblo de Italia

Pitigliano 2
Autor: Rolf Schmitz

Deleitándonos con los preciosos paisajes del centro occidente de Italia, escudriñamos para encontrar nuevos y encantadores destinos que nos lleven a una experiencia fuera de serie, y lo logramos, ya que hallamos un fantástico pueblo llamado Pitibliano con un encanto medieval único que te transportará al pasado.

Ubicado en la provincia de Grosseto, en la maravillosa región de la Toscana, está situado en una espectacular montaña que abrigan de manera perfecta las múltiples obras arquitectónicas medievales, pareciendo como una máquina del tiempo que te lleva 800 años hacia atrás.

Aunque su tamaño es pequeño, su belleza, atractivo e historia es espectacular. Su encanto es irresistible, los muros que protegen la población son fascinantes, los acantilados que resguardan sus límites son imponentes y todo el entorno crea una verdadera obra de arte.

Disfrutemos Pitigliano

Pitigliano 3
Autor: Rolf Schmitz

Para aquellos amantes de la historia, de la era medieval, de las arquitecturas antiguas, de las calles empedradas, de un ambiente puro y relajante y un sinfín de cosas más, no encontrará un mejor destino para pasar unos días inolvidables que en Pitigliano.

Recorrer las hermosas callejuelas, las bellas plazas, las imponentes fortalezas, las preciosas grutas, los senderos de película y todo eso que hace de este sitio único no tenga precio.

Veamos algunas de sus bellos atractivos:

El precioso centro histórico

Pitigliano 4
Autor: Renaud Camus

Tan solo con observar el panorama de Pitigliano quedarás prendido de su encanto medieval, sin embargo, la experiencia llegará al máximo cuando te adentres en el precioso e incomparable casco histórico.

Conocido como la “pequeña Jerusalén” por su semejanza con la referida ciudad de Israel, combina de manera perfecta el estilo medieval con las tradiciones judías, lo que te hará adentrarte más aún en su belleza y misterio.

La hermosa Catedral de los Santos Pedro y Pablo

Pitigliano 5
Autor: GIOVANNI VOLPATO

Una de las maneras perfectas de admirar la historia que se conserva en cada rincón de este precioso pueblo de Italia, es la de adentrarse y conocer la espectacular Catedral de los Santos Pedro y Pablo, ya que detrás de sus muros se esconden más de 700 años de vivencias.

A través del tiempo ha sido objeto de múltiples reformas y renovaciones que le han dado la hermosa apariencia de la actualidad. Resulta asombroso ver cómo una edificación puede sobrevivir los embates del tiempo y mantenerse de pie en la forma que lo ha hecho esta hermosa catedral italiana.

En su interior, un exquisito estilo barroco del siglo XVIII adorna los muros y techos de la capilla, el estuco y grandes lienzos son los protagonistas.

El Castillo de Orsini

Pitigliano 6
Autor: Renaud Camus

Aunque hay muchas otras cosas que disfrutar en una visita a este precioso pueblo de Italia, no te puedes marchar sin deleitarte con el esplendor del  Castillo de Orsini.

Considerado como uno de los principales edificios públicos del casco antiguo del pueblo, en sus inicios fue construido como un convento religioso en el siglo XI de nuestros tiempos.

Desde el siglo XIII hasta el XVII formó parte del patrimonio de la familia reinante de la zona, los Orsini, y por eso es que hoy después de más de 400 años aún lleva su apellido.

Actualmente, en su interior, funcionan el Museo de Arte Sacro Museo Diocesano y el Museo arqueológico, por lo que al entrar recibirás una verdadera clase de historia en vivo.

Sin lugar a dudas, el encanto medieval de Pitigliano en Italia es absolutamente innegable, ya que su preciosa arquitectura, la ubicación propia del pueblo y el aspecto que tiene es como una máquina del tiempo que te lleva 800 años hacia atrás.

Imágenes cortesía de: Eric Huybrechts, Rolf Schmitz, Renaud Camus y GIOVANNI VOLPATO.