El Valle de los Templos en Sicilia, un lugar mítico

· 15 febrero, 2015

Hoy vamos a hacer un recorrido por uno de los conjuntos monumentales más bellos y espectaculares de la Grecia clásica, tanto es así, que te sumerge por completo en la época de gloria y esplendor de esta cultura. Pero para nuestro asombro, no estamos en Grecia ni en su territorio, estamos en Sicilia, más exactamente en su costa sur, en una localidad llamada Agrigento.

Este tesoro arqueológico de Agrigento es uno de los más importantes del mundo en lo que a la antigua Grecia se refiere, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Alberga siete templos fundamentales, además de otros restos o monumentos de los que destacan la Necrópolis y la Tumba de Terón.

Por todo ello este impresionante Valle de los Templos es uno de los destinos turísticos más visitados del país.

Recorrido por el Valle de los Templos en Sicilia

valle de los templos

En las montañas que rodean Agrigento encontramos este lugar mítico y sagrado, repleto de historia y esplendor, reflejo del culto que este pueblo dedicaba a sus divinidades. Los templos que encontramos allí son los siguientes.

El templo de Hera

Fue construido entre los años 460-450 a.C., de estilo gótico, la planta se eleva sobre cuatro gradas por la irregularidad del terreno. Hoy se conservan 25 de las 34 columnas que formaba la galería exterior. Hay un grupo de columnas que conservan sus capiteles y arquitrabe, mientras que la sala interior o “sella” sólo conserva sus bases. El altar se halla en un lado del edificio y sus medidas son de 293 metros cuadrados.

El templo de La Concordia

templo de la concordia

Es toda una joya arquitectónica gracias a su óptima conservación, sólo comparable a dos templos que existen en Grecia. El motivo de que haya perdurado en tan buenas condiciones es que el año 597 fue transformado en iglesia cristiana y fue utilizada hasta 1748, año en el que se volvió a restaurar a su estado inicial. Su construcción se realizó entre los años 440-430 a.C. en un estilo dórico perfecto. Por lo que puedes disfrutar en la actualidad de todo un templo griego de hace más de 2000 años.

El templo de Zeus Olímpico

Es uno de los templos dóricos más grandes construidos, fue edificado por Terón en el año 480 a.C., cuenta con una base sostenida por cinco gradas, esta base o “sala hipóstila” contenía dos filas de doce pilares cuadrados cada una de 21 metros de altitud. Entre las columnas exteriores se encontraban una especie de nichos que albergaban estatuas colosales de aspecto humano “los telamones” que alcanzaban los 8 metros de altura. De los cuales se pudo reconstruir uno que se conserva en el museo arqueológico de la ciudad.

El templo de Heracles

templo de hercules

Estaba dedicado al héroe Heracles o Hércules y fue construido en el año 500 a.C, por lo que es uno de los templos más antiguos. Fue destruido por un terremoto, por lo que sólo se han podido levantar algunas de sus columnas que quedaron dispersas.

El templo de Hefesto o Vulcano para los romanos

Se construyó en el año 430 a.C, en su momento fue uno de los templos de culto más importantes por los restos encontrados, pero por desgracia el paso del tiempo unido a los desastres naturales y a la mano del hombre, han hecho que este templo sea uno de los peores conservados hoy en día.

Templo de Asclepio

santuario de las divinidades

Es un templo pequeño y se encuentra alejado de los demás, era el lugar de peregrinación de enfermos que anhelaban que el Dios les curase. Fue construido en el siglo V a.C. y estaba formado por importantes estatuas que fueron víctimas del robo y el saqueo.

Templo de los Dioscuros

Data del siglo V a.C., cuenta con una planta similar al templo Concordia. Se encuentra también bastante deteriorado, una de sus esquinas fue reconstruida en el siglo XIX, provocando la polémica entre los arqueólogos, ya que se utilizaron restos de diferentes estilos y épocas. Aunque hoy en día es una de las fotografías más típicas y famosas del lugar.

Imágenes cortesía de Siju, jsogo, Berthold Werner, Jerzy Strzelecki y Clemensfranz.