Descubre Kalymnos, “la rica isla de las esponjas”

· 12 abril, 2016

En nuestro viaje por la bella costa de la legendaria y mítica Grecia, encontramos multitud de islas impresionantes, auténticos paraísos labrados por la madre naturaleza y las manos del hombre, en los que además de sus bellos paisajes, nos sorprenderán sus valiosas y arcaicas tradiciones.

Una de estas hermosas islas que vamos a visitar hoy es la Isla de Kalymonos, conocida y célebre por sus muchas características que la hacen diferente y única. Entre ellas la más curiosa y por la que destaca, siendo reconocida en todo el mundo, es por ser “la rica isla de las esponjas”, por lo que recibe esta segunda denominación. Por ello, te invitamos a descubrir con nosotros esta belleza singular, la Isla de Kakymnos, “la rica isla de las esponjas”.

Conoce la Isla griega de Kalymnos

kalymnos 2
Autor: Egmontaz

Kalymnos es una bella isla que forma parte del Archipiélago del Dodecaneso, en el sureste del Mar Egeo. Se halla entre las islas Kos y Leros.

Kalymnos destaca por ser la tercera isla más poblada del archipiélago, además de la más rica económicamente. Cuenta con varios islotes en su territorio, de los cuales están poblados cuatro, Pserimos, Telendos, Kalolimnos, y Plati. En su conjunto posee una extensión de 134,5 kilómetros cuadrados.

La propia Isla de Kalymnos es especialmente montañosa y formada por roca caliza, en una superficie que cubre aproximadamente 109 kilómetros cuadrados. Una característica distintiva de su geografía es que en su zona noroeste sobresale un brazo de tierra que se adentra en el mar, tal como si fuera un apéndice o península.

kalymnos 3
Autor: Mike Bean

Su vegetación es escasa, siendo más abundante en algunos lugares concretos, sobre todo en los dos valles fértiles de la isla, Vathi y Pothia, siendo además los lugares donde se cultivan los principales productos de Kalymnos, como son las aceitunas, naranjas y uvas. Otro de sus productos más valorados es la miel.

Su capital se llama Pothia, o también Kálimnos, y posee varias ciudades destacadas, como Vathi, con su encantador y tradicional puerto pesquero, además de Mirties, Massouri, Emporio, Arginonta, Skalia y Chorios.

En la capital, Pothia, hallaremos su imponente y hermoso puerto y las casas multicolores que se levantan sobre las laderas de las colinas. También en su núcleo urbano podremos visitar una antigua iglesia, que anteriormente fue un templo dedicado al dios Apolo.

kalymnos 4
Autor: Mike Bean

En la localidad de Jorió se sitúa el espectacular castillo veneciano de los Caballeros de la Orden de San Juan, del siglo XIV. Otro de los lugares más apreciados es la Iglesia del Cristo de Jerusalén que se encuentra entre Jorió y Panormo.

Otros lugares de interés son la Cueva de las Siete Ninfas, la cueva de Scalia, la gruta de Kefalas, etc. En Vljadis podremos disfrutar de las aguas curativas y termales.

Kalymnos cuenta con aproximadamente 96 kilómetros de litoral. Su costa es bastante irregular, por lo que está formada por muchas y diferentes calas, alguna de ellas al igual que las playas no gozan de ningún nombre o denominación. De las playas podemos distinguir las de Masuri, Mirties y Panormos.

Kalymnos la isla del buceo esponja

kalymnos 5
Autor: Nabokov.

Como ya hemos comentado, a Kalymnos se la conoce como la “rica isla de la esponja”, pues entre sus costumbres y tradiciones está la actividad que la ha hecho famosa, se trata del buceo para pescar esponjas de mar.

Desde muy antiguo muchos de sus habitantes se sumergían en las aguas del mar para atrapar esta curiosa especie o variedad, muchas veces sin estar equipados correctamente.

Posteriormente se fueron sofisticando las técnicas y la preparación, creándose un auténtico comercio próspero y rico gracias a la producción de esponjas.

Hoy en día se continúa con esta función tradicional y podemos encontrar establecimientos de estos productos, además de varias exposiciones en diferentes lugares que explican todo lo concerniente a la realización de esta práctica de buceo.

Imágenes cortesía de  KF at English Wikipedia, Egmontaz, Mike Bean y Nabokov.