Las aguas curativas de la ciudad de Karlovy Vary

· 5 junio, 2014

En la región de Bohemia, República Checa, encontramos esta ciudad, Karlovy Vary, un lugar de ensueño que parece sacado de un cuento de hadas, donde reina la belleza y encanto de sus magníficos edificios, el espléndido entorno natural donde se encuentra y muy especialmente la magia de sus aguas.

Y no es para menos, en Karlovy Vary encontramos unos 80 manantiales de diferentes tipos de agua, ya sean frías, calientes, ricas en cantidad de minerales, casi todas ellas tienen una característica en común sus propiedades curativas y beneficiosas para la salud. Lo que convierten a este lugar en un paraíso natural de agua y una de las ciudades balneario más importantes del mundo.

Historia de la ciudad de Karlovy Vary

karlovy-vary

Karlovy Vary o “Balneario de Carlos”, como puede traducirse, fue fundada por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos IV en 1350, de ahí su nombre. Este monarca conocedor de las propiedades curativas de sus aguas le otorgó privilegios especiales.

Desde entonces hasta la fecha Karlovy Vary se ha convertido en una ciudad balneario de las más famosas e importantes del mundo. Siendo en algunos momentos de la historia lugar de descanso y reposo de monarcas, aristocracia y grandes personalidades de toda Europa, como es el caso de Beethoven, Mozart, Goethe. Así como de actores, deportistas y políticos de fama mundial en la actualidad.

De todos los manantiales y fuentes destacan en especial trece, cuyos beneficios para la salud son evidentes en enfermedades o dolencias como problemas del aparato digestivo, de metabolismo, relacionados con el aparato motor y problema de cáncer.

Recorrido por Karlovy Vary

grandhotel-pupp-karlovy-vary

El simple hecho de recorrer las calles de Karlovy Vary es un placer y una alegría para nuestros sentidos, la belleza de sus calles y edificios, respirar el aire natural que proporciona su exuberante naturaleza, resultan tan agradables que ya es un bálsamo y un alivio para nosotros gozar de ello.

Si añadimos además que podemos disfrutar de sus fuentes de aguas medicinales que hay por todo el recorrido de la ciudad, con lo cual se hace indispensable llevar con nosotros una taza o recipiente, el beneficio que obtenemos es doble.

imperial-spa-karlovy-vary

Recorrer el casco histórico bordeado por el río Teplá, pasear por las encantadores calles Mlýnská o Tržní y su ambiente de balneario se hace indispensable.

Destacamos dos grandes hoteles: El Grandhotel Pupp, lugar de alojamiento de grandes celebridades y personalidades de todos los ámbitos. Y el Hotel Imperial O Thermal que ofrece unas vistas de la ciudad maravillosas.

Digno de visitar es también el teatro Mestské Divadlo de estilo neobarroco, y en el que impresiona sobre todo la pintura o lienzo de 94 metros cuadrados de gran belleza y también los frescos de su bóveda.

cristaleria-moser-karlovy-vary

Podemos completar nuestro recorrido visitando la Iglesia de Santa María Magdalena de estilo barroco y los Baños Imperiales.

Y por último subir por el funicular hasta uno de los miradores más bellos de los que dispone la ciudad el Rozhledna Diana.

Sí además nuestro viaje lo realizamos en el mes de julio podremos disfrutar del Festival Internacional de Cine que se celebra todos los años y es de repercusión internacional. Con la asistencia de actores famosos y otras celebridades.

ceramica-karlovy-vary

Tampoco podemos dejar pasar la ocasión de adquirir los productos más típicos fabricados en Karlovy Vary, como son sus tradicionales galletas, porcelanas, cristalería de la famosa fábrica Moser, su delicioso licor de hiervas el Becherovka y sus rosas petrificadas en agua termal que sólo se encuentra en esta ciudad y que hace que sea un regalo muy especial.

Imágenes cortesía de Emil Stefanov, fleckchen, Henk-Jan van der Klis, Miroslav Petrasko, Giannis Arvanitakis y jannemei.