Turismo de salud, una selección de los mejores balnearios de Europa

· 5 octubre, 2013

Todos anhelamos tener vacaciones para desconectar de la rutina y del estrés del trabajo. Está muy de moda el turismo termal o de salud, pero tenemos que quitar de nuestro recuerdo aquellos balnearios anticuados del siglo XIX y XX.

Lo cierto es que hoy día, además del poder curativo de las aguas termales, estos establecimientos ofrecen sofisticados tratamientos tanto para la salud como para la estética. Podemos encontrar desde balnearios antiguos hasta auténticos Resorts Spa con instalaciones modernas y con los tratamientos más innovadores, además de ofrecer diversas actividades. En esta ocasión nos vamos a centrar sólo en los balnearios europeos.

Turismo de salud en Budapest

Budapest es la ciudad balneario por excelencia, se la reconoce por este nombre porque por debajo de la ciudad fluyen varios torrentes de aguas termales.

Cuenta con 118 manantiales naturales y artificiales de los que brotan cada día más de 70 millones de litros de agua termal, con una temperatura que oscila entre los 20 y 80 grados centígrados.

– El Balneario de Gellert está entre los más destacados de Budapest, quizá se trata del más conocido. Su piscina principal ha salido en revistas y en anuncios de televisión.

El balneario está situado dentro del hotel con el mismo nombre. Se construyó entre 1912 y 1918. El hotel-balneario dispone de saunas y baños termales, sus aguas son ricas en calcio, sulfatos y magnesios.

– El Balneario de Szechenyi tiene los mayores baños termales medicinales de Europa. El edificio es de estilo neogótico. Cuenta con 15 piscinas, tiene también saunas y salas de masajes. Lo más curioso de este balneario es que puedes estar en su piscina exterior metido en el agua a una temperatura de 37 grados a las 9 de la noche, cuando en la calle está helando.

– Del Balneario Rudas se dice que alberga los baños turcos más bonitos del mundo. Su aspecto es muy similar a los baños que se pueden encontrar en Estambul.

La sala principal tiene una piscina octogonal otomana, otras cuatro piscinas más con diferentes temperaturas, y una cúpula turca de 10 metros de diámetro sostenida por ocho pilares. Otros de los baños más importantes de Budapest son Király y Lukács.

Balnearios de Europa

Europa puede presumir de albergar multitud de balnearios:

– Bad Ishi está en Austria en la región de Los Lagos y lugar veraniego de la emperatriz Sissi. Además de aguas termales, tiene una piscina con aguas salinas, y es el más grande de Austria.

– Los Baños turcos o hammans en Estambul además de para cuidar el cuerpo y el espíritu, son lugares de reunión para conversar y cerrar tratos.

España también es un destino elegido para el turismo de salud:

– El balneario de La Toja se encuentra en Las Rías Bajas, Galicia. Es  internacionalmente reconocido y dispone de unas instalaciones de lujo en un entorno de naturaleza, además de estar situado junto al mar.

– Las Caldas Villa Termal es un complejo termal de cinco estrellas, se puede decir que es el único balneario de Asturias. Aunque el edificio es de 1776, es un lugar donde sus aguas son muy beneficiosas y donde se dispone de un amplio programa orientados para la salud.

Imágenes cortesía de DMap Travel Guide, a_marga, Brka y No man´s land.