Consejos para mochileros novatos

Consejos para mochileros novatos

Para viajar por tu cuenta no es necesario que hagas un curso de supervivencia, ni que tengas todo el dinero del mundo para sortear eventualidades. Es cierto que la experiencia puede llegar a ser intimidante en un comienzo, sobre todo si no estás acostumbrado a alejarte de todo eso que te resulta familiar. Aún así no es tan difícil como tal vez lo estás imaginando.

Aquí te damos algunos consejos que te ayudarán a hacerle frente de una manera más práctica a estas nuevas experiencias

El mundo es más seguro de lo que ves en las noticias

Puedes viajar con tranquilidad por la mayoría de los países del mundo. No encontrarás diferencias demasiado sustanciales entre unos y otros. En todas las ciudades hay zonas más inseguras que otras, pero probablemente se ubican dentro de un promedio que podemos considerar “normal”. Recuerda que los noticieros informan sobre los delitos de unas cuantas personas, pero no dedican una sección a hablar de los millones que no delinquen.

Mentalidad flexible y adaptación

Si tu propósito es conocer nuevos lugares, sin otro objetivo que el de experimentar nuevas culturas y nuevas experiencias, mejor que no gastes demasiado tiempo haciendo planes. Tener un programa definido para cada día puede convertirse en una camisa de fuerza que en lugar de llevarte a aprovechar mejor el viaje, más bien te limita. Lo ideal es que te involucres con los habitantes del lugar y que a través de ellos vayas orientándote para conocer todo aquello que no aparece en las guías de turismo.

El mochilero viaja ligero de equipaje y no hace demasiados planes.

El mochilero viaja ligero de equipaje y no hace demasiados planes.

Ligero de equipaje

Un gran equipaje puede llegar a convertirse en el peor enemigo de tu vida durante un viaje. Si lo piensas, en realidad no necesitas mucho. Con tres mudas completas de ropa es suficiente. Siempre debes incluir una buena chaqueta, ojalá impermeable, y unas botas cómodas a prueba de todo. No obligues a tu mochila a guardar algo que no le quepa, ni caigas en el error de llevar varias maletas porque seguro terminarán siendo un estorbo insoportable. Deja lugar para llevar una buena cámara, que sea robusta y fácil de manejar.

No te dejes timar

Las principales fuentes de engaño para los que vienen de fuera se originan en el servicio de taxi y en los tours locales. Por eso nunca debes subir a un taxi en el que el conductor se niegue a poner a funcionar el taxímetro. Si lo acostumbrado en el lugar es negociar la tarifa, no abordes el servicio hasta tanto no esté claro cuánto te van a cobrar. Asegúrate también de que el conductor conoce exactamente el trayecto que debe tomar para llevarte a tu punto de destino. Y por ningún motivo permitas que te cobre más de lo acordado. En cuanto a los tures, no emprendas ninguno si antes no tienes claros los detalles de costos, tiempos y servicios incluidos.

Cuidado con las zonas fronterizas

La zona ubicada entre las fronteras de los países suele ser la más insegura, especialmente en algunas regiones. Es allí donde hay mayor movimiento en el contrabando de sustancias ilícitas o mercancía ilegal. También es allí donde encuentras muchos personajes que están atentos a los incautos extranjeros para engañarlos o robar sus pertenencias. No te fíes de nadie en esas zonas, mejor que las transites rápidamente. Tanto allí como en todos los lugares que visites, ten mucho cuidado con las personas que se acerquen a ti para acosarte, ofreciéndote algo o insistiendo en ayudarte.

Imágenes cortesía de Cuzcows y KF.

Te puede gustar