Y si extravían tu equipaje…

· 8 enero, 2014

Frente al carrusel de equipaje se puede vivir una de las experiencias más molestas que haya durante un viaje. Uno que otro pasajero mirará con desconcierto cómo los demás encuentran sus maletas y se marchan plácidamente. El carrusel va quedando vacío y su maleta no aparece.


Además de un enojo completamente justificado, lo que experimentas en ese momento es un miedo que raya peligrosamente con el pánico. Especialmente si llevabas algún objeto indispensable para ti, como un medicamento o un documento importante para tu trabajo.

Para evitar que algo así te ocurra, o lograr que en caso de que suceda sea lo menos traumático para ti, te damos algunos consejos que pueden ayudarte.

1. Elabora un inventario

Aunque te parezca algo muy elemental, es recomendable que siempre cuentes con un inventario de los objetos que empacaste en la maleta. Escribe todo en una lista y procura hacer una breve descripción cuando sea necesario. Por ejemplo, no anotes simplemente “dos camisas”, sino “una camisa azul y una negra”. No alcanzas a imaginar lo útil que puede ser esto para ti en caso de que no aparezca tu maleta. Con la lista podrás verificar que todos tus objetos te sean devueltos.

De hecho, si tienes la posibilidad, mejor que tomes algunas fotografías del contenido de tu maleta. Te tardarás solo un minuto y de este modo tendrás una prueba importante que servirá como soporte a la hora de hacer la reclamación a la que tienes derecho.

2. Utiliza una maleta llamativa

Esto es particularmente útil cuando viajas a un destino que es altamente frecuentado. Si tu maleta no se distingue fácilmente de otras, pégale algún adhesivo con colores llamativos. Basta con que tomes unas cuantas tiras de cinta brillante y formes alguna figura que haga único tu equipaje. Con esta medida, además de evitar que otra persona tome tu maleta por equivocación, le facilitarás a la aerolínea seguir un rastro mejor definido en caso de que se extravíe tu maleta.

Es bueno añadirle signos distintivos a tu equipaje.
Es bueno añadirle signos distintivos a tu equipaje.

3. Indaga sobre el servicio al cliente

Es completamente cierto que quien tiene la información, tiene el poder. De ahí que muchos de nuestros consejos estén orientados a que investigues. Debes tomarte un tiempo para indagar sobre el servicio al cliente que ofrece la aerolínea en la que piensas viajar. Es importante que tengas clara cuál es la ruta a seguir en caso de pérdida del equipaje.

Para tu sorpresa, la mayoría de las aerolíneas no reintegran el valor de los objetos costosos, en caso de pérdida del equipaje. Por eso lo mejor es que lleves los artículos valiosos en tu equipaje de mano, o te abstengas de transportarlos si no cuentas con un seguro para el caso.

4. Espera lo mejor y prepárate para lo peor

Si tu viaje es de esos en los que tienes que salir corriendo del aeropuerto para cumplir con algún compromiso, lo mejor es que lleves algunas prendas básicas en tu equipaje de mano. De este modo podrás contar con al menos una muda de ropa en caso de que se extravíe tu maleta. Si viajas acompañado, guarda parte de tu ropa en la maleta de tu acompañante y haz lo mismo con la de él. Es improbable que ambos pierdan su equipaje.

5. Una etiqueta

Finalmente, no está de más que pongas en tu maleta una etiqueta con tus datos. Anota tu nombre, el del hotel, número de tu teléfono móvil y la dirección de tu domicilio. Puedes agregar un letrero indicando lo que debe hacer alguien que encuentre tu equipaje y esté dispuesto a devolverlo.

Imágenes cortesía de Fotero