Lo que las guías de viaje no te cuentan

· 12 enero, 2014

Las guías de viaje son una ayuda invaluable, especialmente si estás de visita en un lugar donde no conoces a nadie.

La información que aportan generalmente es veraz y confiable. En realidad, el problema no está en lo que dicen, sino en lo que callan. Su propósito es darte orientación, pero evidentemente no pueden incluir todos los datos relevantes de un determinado lugar.

Al momento de consultar tu guía de viaje, toma en cuenta que, como es lógico, solo te están presentando algunos aspectos del lugar que te interesa. Aquí te indicamos lo que puede faltar.

Los lugares que descartan

Cada lugar tiene sus propios sitios de interés. Sin embargo, la misma palabra “interés” es un concepto muy general. Lo que interesa o no a un determinado viajero, depende de sus características personales.

Las guías de turismo hacen una selección severa de los lugares para recomendar. Presentan los sitios más reconocidos o emblemáticos y así mismo dejan por fuera otros que pueden resultar muy atractivos para el viajero.

El propósito es ofrecer información para un viajero promedio y, por lo tanto, tienden a descartar los datos que se orienten a gustos o intereses muy específicos. Por ejemplo, si eres un apasionado de la escultura, difícilmente encontrarás recomendaciones concretas a menos que se trate de algún monumento de fama universal.

Es imposible que las guías te lo cuenten todo.
Es imposible que las guías te lo cuenten todo.

La verdad cruda

Las guías de viaje normalmente se limitan a mostrarte las bondades y puntos fuertes de un determinado lugar. A veces tienen un interés específico en promocionar algún destino en concreto. Por eso te presentan lo más atractivo del sitio y descartan los datos negativos.

Te pueden decir, por ejemplo, que hay una bella montaña en la que puedes practicar senderismo. Pero no te cuentan que está infestada de mosquitos o que tiene zonas descuidadas o francamente intransitables.

También pueden indicarte que ciertos lugares, como una plaza de mercado o un centro comercial, son excelentes para hacer compras. Pero rara vez te advierten que sus costos pueden llegar a ser abusivos o que la zona que las rodea es conocida por su inseguridad.

Los costos ocultos

Solamente las mejores guías de viajeros te advierten sobre la existencia de costos ocultos en los servicios que adquieres al momento de realizar un viaje. Muchos lugares cobran dinero extra por la limpieza, atención en el comedor o servicios por el estilo. Pero no muchas guías te lo cuentan. Lo mismo ocurre con los cargos en las aerolíneas, transportes terrestres o visitas a sitios de interés.

Información actualizada

No es raro que te encuentres con guías de viaje que te ofrecen una información que no coincide con la realidad actual del lugar en cuestión. Este aspecto es particularmente importante en lo que tiene que ver con los precios. Siempre es mejor corroborar que se ajusten a los datos reales. De igual manera, las políticas de visitas a los sitios de interés pueden variar de una temporada a otra y no siempre las guías de viajeros registran estos cambios.

Imágenes cortesía de Nacho y de Antonio M. Mora García.