El Castillo Boldt, un monumento de amor en Nueva York

· 22 marzo, 2016

Cuando recorremos Nueva York no paramos de sorprendernos con todas las sorpresas que se esconden en cada esquina, en cada centímetro de su territorio. Indagando en él, hallamos el hermoso Castillo Boldt, un lugar maravilloso que te cautivará con su estilo y belleza ¡Embárcate con nosotros hacia este nuevo destino!

Acerca de la historia del Castillo Boldt

Castillo Boldt 2
Autor: Michel Rathwell

Disfrutando de los hermosos paisajes del río San Lorenzo, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos –en el estado de Nueva York–, encontramos un grupo de más de 1.800 islas que conforman un archipiélago hermoso –Las Mil Islas–. En la isla Corazón, hallamos el Castillo Boldt una verdadera maravilla escondida.

Su construcción fue iniciada a principios del siglo XX por el magnate George Boldt –gerente del famoso Hotel Waldorf-Astoria de Nueva York–, el cual quiso darle un hermoso regalo y sitio para vivir a su amada esposa Louise Kehrer Boldt. Durante 4 años, cientos de obreros trabajaron para hacer una de las residencias privadas más imponentes de la nación, sin embargo, en 1904 falleció la inspiración del proyecto por lo que fue abandonado y quedó como un testigo de ese amor.

Asimismo, por más de 70 años esta estructura quedó desolada en la tristeza del fallecimiento de su dueña, hasta que en 1977 fue adquirida por la autoridad de las Mil Islas la cual decidió restaurar y culminar las labores arquitectónicas de este fastuoso castillo y así conservar en el tiempo este monumento de amor.

Disfrutando de este hermoso monumento

Castillo Boldt 3
Autor: Michel Rathwell

Para llegar al Castillo Boldt debes tomar un ferri que te dará un fantástico paseo. Al llegar, sentirás una experiencia de película la cual te dejará sin aliento, ya que vivirás el cariño y el amor que le pusieron a esta construcción, la inspiración de hacer una residencia de ensueño y el buen gusto y opulencia por doquier. No te puedes perder:

La Torre Alster

Castillo Boldt 4
Autor: Boris Kasimov

Una de las construcciones más enigmáticas y representativas del Castillo Boldt es la Torre Alster.

Su nombre se debe a la similitud con las torres de defensa ubicadas en el río Alster en Alemania, sin embargo, en el Castillo Boldt desempeña un papel completamente distinto, ya que su interior estaba destinado al teatro, la pista de baile, salón de bolos, una hermosa biblioteca y una sala de billar.

En la actualidad se encuentra en su estado original –no fue culminada después de la muerte de la esposa de Boldt–, sin embargo, intentan culminarla pero manteniendo su aire original.

La Casa del Poder y la Torre del Reloj

Castillo Boldt 5
Autor: Ryan McGilchrist

Otro de los lugares icónicos del Castillo Bold es el edificio conocido como La Casa de la Potencia –The Power House– y la hermosa Torre del Reloj, las cuales tienen un estilo medieval cautivante.

Aquí era el sitio original del motor de vapor que generaba electricidad para toda la isla, este se mantiene en la actualidad y forma parte del museo que cuenta el estilo de vida de los habitantes de las Mil Islas.

El famoso Gazebo

Castillo Boldt 6
Autor: Jason Roberts

Una de las paradas imperdibles mientras recorres el Castillo Boldt es detenerte en su famoso Gazebo, el cual es uno de los destinos favoritos de los visitantes para estar a la sombra y tomarse muchas fotos.

La casa de los yates

Castillo Boldt 7
Autor: theschulers09

Por último, no puedes perderte el magnífico espectáculo que ofrece la majestuosa casa flotante para los yates.

Sus enormes e imponentes puertas, le daban paso a un lugar de cobijo y reparación para las embarcaciones privadas de la familia Boldt. En la actualidad, se encuentra un museo de barcos antiguos en donde admirarás hermosas obras de la arquitectura naval.

Sin lugar a dudas, el Castillo Boldt es una de esas maravillas que se encuentran escondidas en los territorios de Nueva York en Estados Unidos.

Imágenes cortesía de: Michel Rathwell, Boris Kasimov, Ryan McGilchrist, Jason Roberts y theschulers09.