La ciudad de Scilla, un bello enclave en la bota de Italia

· 8 enero, 2016

En el sur de Italia encontramos lugares fascinantes llenos de historia y de leyenda, muchos de ellos situados en parajes naturales increíbles, que la dotan de unos paisajes y vistas excepcionales. Uno de estos lugares es Scilla, un bello enclave de la costa cálida en la bota de Italia.

La ciudad de Scilla es un lugar entrañable en el que destaca de forma considerable la impresionante fortaleza que la preside, como si de un vigía o guarda se tratase, para protegerla de los peligros exteriores.

Scilla además es un pueblo de pescadores que conserva su larga tradición y costumbres muy arraigadas entre sus pobladores o habitantes. Por ello te invitamos a realizar con nosotros un recorrido por esta bella e incomparable ciudad, que de seguro te va a encantar.

Conoce Scilla

Autor: Cinzia A. Rizzo
Autor: Cinzia A. Rizzo

La ciudad de Scilla se encuentra en la provincia de Reggio, región de Calabria, justo en “punta de la bota” de Italia y a orillas del Mar Tirreno.

Su geografía la dotan de un marco incomparable, ya que además se encuentra encaramada sobre una montaña rocosa y situada frente al Estrecho de Messina, proporcionando todo ello unos paisajes de lo más pintoresco y unas vistas increíbles, especialmente desde lo alto del espolón de roca donde se encuentra su imponente castillo.

Autor: Cirimbillo
Autor: Cirimbillo

Scilla, cuyo nombre proviene del monstruo marino “Escila”, que según la mitología griega, habitaba este lugar y es citado por Homero en su Odisea cuando Ulises tuvo que enfrentarse a él, y cuyo hecho ha propiciado la leyenda del origen de la fortaleza, que muchos atribuyen su construcción al propio Ulises, denominándola como el castillo de Ulises.

Características de Scilla

La hermosa ciudad de Scilla se distribuye por tres zonas bien diferenciadas. Estas son las siguientes y por supuesto te invitamos a visitarlas:

Autor: Cirimbillo
Autor: Cirimbillo
  • Marina Grande o Marina de Scilla es la zona que nos encontramos a nuestra llegada a la ciudad. Se trata de un barrio residencial y turístico, que transcurre a lo largo de la apacible playa de Scilla. Esta parte de la ciudad es bastante moderna y vanguardista, con un ambiente festivo y alegre junto al mar y con una amplia gama de servicios destinados al visitante como bares, restuarante y hoteles, entre otros establecimientos.
  • Ascendiendo por un entramos de escaleras por la empinada ladera, llegamos a la siguiente área urbana que compone Scilla, zona media de la ciudad, San Giorgio. Aquí encontraremos el centro administrativo y de gestión de la localidad, con múltiples oficinas, bancos, tiendas, etc.
  • Subiendo a lo más alto llegaremos hasta la fortaleza de Scilla, el Castello Ruffo, que podremos visitar pagando una pequeña tarifa. Desde este lugar obtendremos unas vistas extraordinarias tanto de la ciudad, como de la Costa de Calabria y de las islas Eolias. En el castillo se celebran exposiciones temporales y cuenta con el último luntre, un barco tradicional de pesca que se usaba para la captura del pez espada.
Autor: Frarug
Autor: Frarug
  • La Chianalea es el típico poblado marinero que se encuentra en una estrecha franja de tierra al este de la península. En el barrio encontraremos el ambiente más tradicional de la ciudad. Las pintorescas casas están construidas frente al mar y enmarcadas en la ladera de la montaña, también hallaremos las embarcaciones de pesca con los que los habitantes realizan esta actividad. Además de algunos restaurantes y bares donde podremos degustar uno de los platos más típicos y famosos de su cocina, el pez espada.

Imágenes cotesía de mrholle, Cinzia A. Rizzo, Cirimbillo y Frarug.