Viaje a Tahití, la perla negra del Océano Pacífico

· 26 mayo, 2014

Os proponemos en esta ocasión una maravillosa visita a la isla de Tahití, un lugar paradisíaco lleno de belleza que cautiva al visitante. Se trata de una isla llena de playas, magnífica vegetación, también encontramos interesantes museos y restos arqueológicos.

Además de estos numerosos encantos, en Tahití podremos ir de compras, disfrutar de su vida nocturna y de su excelente gastronomía, todo esto acompañado de la amabilidad de sus gentes. Todas estas cualidades hacen que Tahití sea una isla muy atractiva turisticamente hablando, así que os proponemos poder conocerla mejor.

Viaje a Tahití, situación de la isla

mercado-papeete-tahiti

Tahití es la isla más grande de la Polinesia francesa, en la isla de la Sociedad. Su capital es Papeete que además es donde se concentra la vida de Tahití. La isla vive principalmente del turismo, aunque también se sustenta del cultivo de perlas negras, que son exportadas a Japón, Estados Unidos y Europa.

En Tahití vale la pena salir para ir de compras, sobre todo en su capital,Papeete y visitar su mercado para poder adquirir todo tipos de productos como sus famosas perlas negras, utensilios de mimbre o sus maravillosos aceites perfumadosos.

Vale la pena también degustar su exótica gastronomía a base de pescado, carnes y sus exquisitas frutas exóticas.

Visita a Tahit

catedral-tahiti

Comenzamos nuestra visita por la isla y lo hacemos por su catedral, que es una réplica de la famosa Catedral de Notre. Cuenta con grandes columnas y vidrieras, aunque se trata de un lugar muy sencillo. Fue construida en 1875 pero posteriormente ha sufrido varias reformas.

Es muy interesante también visitar el mercado de Papeete, tiene una antigüedad de 150 años, allí podréis descubrir el día a día de los lugareños y entenderéis su forma de vida. En este mercado podréis encontrar de todo desde productos alimenticios, ropa, flores y hasta sus atractivas perlas.

perla-de-tahiti

El Museo de las perlas es otro de los lugares de Papeete que vale la pena visitar, las perlas se pueden adquirir en toda la Polinesia Francesa, aunque las perlas típicas de Tahití son las perlas negras. En este interesante museo podréis descubrir cómo se cultivan, elaboran y se exportan, además de poder adquirir alguna como souvenir.

Otro Museo que vale la pena visitar es la casa del pintor francés Paul Gauguin, que pasó los últimos 12 años de su vida en Tahití. Aquí es donde está la mayor colección del pintor, también se puede realizar una visita guiada a través de audiovisuales.

Las playas de Tahití

moorea-tahiti

Sin lugar a dudas el máximo atractivo son sus maravillosas playas, las hay de arena blanca y otras de arena negra, pero lo que sí tienen todas son unas aguas cristalinas que son propicias para el buceo, para nadar y también para practicar deportes náuticos.

En algunas de ellas hay arrecifes de coral y una flora y fauna muy exótica, algo que gusta mucho a los amantes de la naturaleza. Una de sus conocidas playas es la de Mooreas, que está rodeada de montañas volcánicas. Otra actividad que vale la pena es observar las ballenas en el Mar de la Luna.

En la isla te puedes hospedar en algunos de sus resorts de lujo, que ofrecen al visitante multitud de servicios, algunos de estos resorts hacen incluso de oficina de información turística, donde también podrás contratar excursiones por la isla.

Imágenes cortesía de Jon Rawlinson, Olivier Bruchez, greg.road.trip y severine vaselli.