Viajar a otro país durante el embarazo

· 20 febrero, 2014

Los tiempos han cambiado mucho. Una mujer ya no puede darse el lujo de permanecer inactiva durante el embarazo. Tampoco es aconsejable, ya que no se trata de una enfermedad, sino de un estado para el que el cuerpo femenino está preparado. Aun así, hay que tomar varias precauciones si vas a viajar durante el tiempo de la gestación. Aquí te damos algunos consejos.

Evalúa el destino

Antes de viajar debes informarte muy bien acerca del destino al que te diriges. Particularmente tienes que tener todos los detalles relacionados con el sistema de salud, las rutas de atención y los teléfonos de emergencia. Es recomendable que tengas a mano los datos de al menos tres especialistas a los que es confiable acudir en caso de que tengas algún problema.

No olvides indagar por las condiciones de salubridad en el país de destino. Averigua si hay alguna enfermedad con particular incidencia, especialmente si viajas a un lugar con condiciones geográficas muy diferentes a las del sitio donde vives. Si encuentras que hay riesgos altos, tienes que pensarlo muy bien antes de emprender el trayecto.

Toma precauciones

Las largas esperas en los aeropuertos son una verdadera lata para cualquier viajero. Pero para una mujer embarazada pueden convertirse en una tortura que eventualmente puede afectar su estado de salud. Como nada ni nadie te garantiza que no vayas a tener que esperar, lo mejor es que tomes precauciones.

Prepara algunos alimentos que puedas comer sin problema mientras esperas. Nada de paquetes, ni comida chatarra. En un recipiente plástico puedes llevar una porción de comida y complementarla con una fruta o una bebida natural. Lleva a mano un poncho o una pequeña manta por si el clima no es benéfico.

Todas las precauciones son importantes.
Todas las precauciones son importantes.

Los medicamentos

Lo primero que debes empacar para viajar a otro país son tus medicamentos. Debes tenerlos a mano y nunca ponerlos en la maleta. Si por alguna razón se te extraviara el equipaje, sería muy complicado para tí. Por eso debes mantenerlos contigo.

Es mejor que lleves una reserva de medicamentos adicional, en caso de que se deteriore o se pierda la dosis formulada. Asegúrate también de conocer el nombre de las principales farmacias del país a donde llegas y verifica la equivalencia de tu medicamento con los que haya allí. Tu médico puede ayudarte en eso.

El seguro

Es importante que verifiques hasta dónde llega la cobertura internacional de tu seguro. ¿Cobija hospitalizaciones? ¿Traslados nacionales e internacionales? ¿Es válido en el país hacia donde viajas? ¿Incluye coberturas específicas en caso de accidentes relacionados con el embarazo? Pregunta todo esto y trata de obtener hasta los más mínimos detalles al respecto.

Es posible que debas adquirir algún seguro de salud adicional. Aunque implique un costo extra, que tal vez no tenías planeado, se trata de una medida preventiva muy importante. Recuerda que nadie está exento de pasar por imprevistos de salud, mucho más cuando está en un medio ajeno. En tu estado, ninguna precaución sobra.

Imágenes cortesía de yeskefo y Deisy Vanesa Bustamante