Un vistazo rápido a Moscú

· 18 marzo, 2014

Ubicada a orillas del río Moskvá, Moscú es una de las ciudades más pobladas del mundo y un importante centro económico, cultural y político de toda la región euroasiática. Desde la caída del régimen soviético, esta metrópoli ha experimentado un vertiginoso crecimiento económico que la ha convertido en el hogar de la segunda mayor comunidad de millonarios a nivel mundial. Además, Moscú destaca sobre todo por su gran riqueza histórica y arquitectónica que la definen como un interesante destino turístico.

Uno de los lugares más emblemáticos de la capital rusa es sin duda la Plaza Roja. Considerada como el centro de la ciudad, este lugar alberga la inigualable Catedral de San Basilio, el Museo Estatal de Historia de Rusia, los almacenes GUM (que se encuentran entre los centros comerciales más grandes del mundo) y el mausoleo del exdirigente soviético Lenin, entre otras cosas. Muchas de las edificaciones que se localizan en la Plaza Roja son unos de los mejores ejemplos de la arquitectura rusa.

A un costado de esta plaza se ubica el Kremlin, el cual agrupa un conjunto de edificios de distinta índole. Aunque comúnmente se ha identificado como el centro del poder político ruso, también forman parte de él cuatro catedrales. En realidad, el Kremlin se compone, además de dichas catedrales, de cuatro palacios que están delimitados por una muralla y vigilados por varias torres.

Los recintos religiosos que se pueden visitar aquí son las Catedrales de la Asunción, del Arcángel Miguel, de la Anunciación, la iglesia de los Doce Apóstoles y de la Deposición del Manto de la Virgen, el Campanario de Iván el Grande y las Cámaras del Patriarca. Por su parte, el conjunto de edificios administrativos lo componen el Palacio del Senado, de las Facetas, de los Terems, el Poteshny, el Estatal del Kremlin, el Gran Palacio del Kremlin, así como el Arsenal y la Armería del Kremlin.

Fuera de la ciudad, aproximadamente a unos setenta kilómetros al norte, el monasterio de la Trinidad y de San Sergio es otro de los grandes atractivos turísticos. En1993 fue declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad gracias a que es uno de los mejores ejemplos de un monasterio ortodoxo que funciona aún y que mantiene ciertos rasgos arquitectónicos típicos de los siglos XV al XVIII, época en el que fue construido. Actualmente viven ahí alrededor de 300 monjes.

Moscú_metro

De nueva cuenta en Moscú, el metro se ha convertido en curioso sitio para visitar. Gracias a su arquitectura y lujo, este medio de transporte contiene en su interior diversas cosas que valen la pena ver. Algunas de las estaciones más interesantes son Kievskaya, que antiguamente unía Moscú con Kiev, Novoslobodskaya, Teatratnaya, Mayakovskaya y Novokuznetskaya. Igualmente, el barrio de Arbat merece una visita. Desde hace varios años, este sitio fue hogar de numerosos artistas y de clase alta rusa. Es por ello que hoy en día conserva tal exclusividad, por lo que es una de las zonas más caras de todo Moscú. Ahí se encuentra el museo Pushkin, dedicado a este célebre escritor.

Imágenes cortesía de Marc Veraart.