Un recorrido por Venecia

· 25 octubre, 2013

Venecia, un destino muy popular entre los turistas, es una ciudad única en el mundo. Adéntrate en ella y realiza un recorrido por Venecia, seguro que nunca lo olvidarás.

¿Por qué ir?

Los visitantes se amontonan en el frágil centro histórico de Venecia y hay días en que los turistas superan en número a los locales de dos a uno, pero la ciudad nunca pierde su capacidad de encantar. Al final de la primavera y a principios del verano Venecia se llena de algunas de las multitudes más abundantes. Sin embargo, es importante recordar que, incluso en los momentos pico de visitantes, nunca es difícil encontrar un puente y/o un callejón más tranquilo, lleno de secretos, palacios góticos y bares de vinos locales.

Mientras que el verano llega al lugar, éste se vuelve más tranquilo: tal vez el calor, los mosquitos o los canales olorosos disuaden a los visitantes en agosto. Sin embargo, Venecia brillando en su bruma de verano como la obra más impresionista de Tintoretto es un espectáculo para la vista… el calor, la humedad y algunos bichos que pican son un pequeño precio a pagar.

En cualquier época del año, las iglesias y museos de Venecia ofrecen glorias antiguas en abundancia, pero también hay una escena de arte contemporáneo vibrante, incluso fuera de la Bienal de Arte.

¿Cuándo ir?

Para Venecia, hablar de una temporada baja, es un concepto relativo, aunque muchos hoteles ofrecen descuentos en el caliente y húmedo de agosto, y desde mediados de noviembre hasta finales de enero. Venecia en invierno puede ser un lugar mágico, brumoso y atmosférico, aunque las multitudes descienden (y los precios se disparan) sobre el carnaval de Venecia, que en 2014 se llevará a cabo del 22 de febrero al 4 de marzo.

Las primeras dos semanas de la exposición del Bienal de Arte atrae multitudes pero los mejores días son los tres días vernissage antes de la apertura al público, en 2014, la exposición de arte contemporáneo será del 7 de junio al 23 de noviembre y el vernissage 5 al 6 de junio. El de este año aún no termina hasta el 24 de noviembre.

Al final del verano, el Festival de Cine de Venecia se convierte en un mini Hollywood: en 2014, el festival se celebrará del 24 de agosto al 6 de septiembre.

Un recorrido por Venecia

Por la mañana, puedes visitar la Plaza de San Marcos, antes de que las multitudes se hayan reunido en la plaza y la basílica. La multitud puede ser desalentadora, pero el esplendor permanece siempre intachable.

Trata de llegar a la Basílica para la misa de la mañana: tendrás la mejor visión de las hectáreas de mosaicos relucientes. A las 9 a.m. de lunes a viernes. Si no quieres ir a misa, reserva una entrada a través de la página web de la basílica: la cuota es de 1 euros y puedes ahorrar horas de cola. Dentro de la basílica, visita el museo de San Marcos (4 euros) para ver los caballos de bronce y de las fantásticas vistas desde el balcón.

Después, toma un vaporetto (línea 2 o 4.2) del San Zaccaria parada de San Giorgio Maggiore. Verás la magnífica fachada del Palladio y toma el ascensor (3 euros) a la parte superior del campanario. Venecia y su laguna resplandeciente se extenderán a tus pies.

En la tarde toma el vaporetto a Zattere, desde donde hay un corto paseo de la Galería de la Academia. Si las obras de Tintoretto y Bellini no lo son tu máximo, puedes ver las obras de la Peggy Guggenheim Collection  y la Basílica de Frari.

Después toma un vaporetto (línea 1 o 2) para Rialto. Desde Rialto, pasea a través de La Bottega ai Promessi Sposi que tiene un costo de alrededor de 25 o 30 euros por persona donde puedes cenar excelente.

Imágenes cortesía de Joseph Hunkins y Stephen Colebourne.