Turismo en Costas de Armor, Francia: horizontes idílicos

· 16 julio, 2013

Las Costas de Armor son uno de los departamentos más idílicos y relajantes de toda Francia. Una zona de mar azul claro, costas rocosas que reciben una brisa fresca y revitalizadora, pueblos pesqueros de un encanto innegable y sitios fascinantes para hacer actividades al aire libre. En la información que te presentamos a continuación, puedes encontrar razones muy agradables para viajar a este destino.

Costas de Armor es un departamento perteneciente a la región de Bretaña, con una economía basada en gran parte en la agricultura, la pesca y ganadería, principalmente la producción de cerdos. También se han desarrollado negocios en el campo de la tecnología. Por supuesto, el turismo es otra de las actividades a las que se dedican muchos de los habitantes de Costas de Armor, gracias a los visitantes atraídos por las bellezas naturales y la rica vida cultural. En el departamento habitan actualmente poco menos de 600 mil habitantes, en un área de 6 878 km2.

Lugares para visitar

La costa de granito rosa. Este maravilla de la naturaleza atrae a muchísimos turistas a través del año para admirar, como el nombre lo indica, las rocas de granito que muestran una tonalidad rosa. Este color logra una hermosa combinación con el tono azul claro del mar, deparando paisajes increíble que muchos aprovechan para fotografiar, o sentarse un rato a admirar estos parajes con su pareja, familia o amigos. La costa de granito rosa se localiza al noroeste del departamento, en la región de Trégor, y cerca de allí se pueden visitar las playas de Tresmeur y de Pors Termen, además de la marina de Plaisance Trebeurden.

El cabo Fréhel. Este sitio llama la atención principalmente por dos aspecto: es uno de los lugares más populares en toda la región para la observación de aves y por la vista que se puede alcanzar desde lo alto del cabo, junto a grandes acantilados que permiten observar el mar y las áreas aledañas.

El Fort-la-Latte. Este castillo es uno de los más populares de toda esta región, ubicado sobre un promontorio rocoso que la de un toque de misticismo y leyenda. Esta famosa fortaleza fue edificada en el siglo XIV y, después de un tiempo de abandono, fue retomado durante el siglo XVIII. Sin embargo, fue vendido a finales del siglo XIX y se ha manido en manos privadas desde entonces.

La costa esmeralda. Esta costa llama la atención por el color esmeralda del agua del mar, que se puede encontrar al noreste del departamento, en la sección que se encuentra entre el cabo de  Fréhel y Cancale, este último lugar perteneciente a otro departamento, Ille-et-Vilaine.

Visita al pueblo de Saint-Brieuc. Este pueblo lleva el nombre del monje de origen galés del siglo VI que se asentó en este lugar para llevar a cabo su labor evangelizadora. Es un sitio lleno de monumentos que son testigos de su interesante historia, además de ser un centro de irradiación cultural en la región.

Armor

Decídete a hacer turismo en Costas de Armor, un departamento de paisajes inspiradores y de una rica historia que se encuentra presente por toda la región.

Imágenes cortesía de Patrick GIRAUD y Gilles Messian, en ese orden.