Shanghái, la majestuosa perla del oriente

· 7 mayo, 2014

Shanghái es una ciudad ultramoderna y al mismo tiempo, milenaria. Está situada en el Este de China y actualmente es la ciudad más poblada de ese país y una de las más habitadas del planeta. Se ubica en el delta del Río Yangtsé y en el litoral del Mar de China Oriental. Es un hermoso lugar, lleno de sitios históricos y de edificios que lo ponen en lo alto de la lista con las ciudades más avanzadas del planeta.

Shanghái se convirtió en el principal centro comercial de China en el siglo XIX. A partir de 1930, también logró ubicarse como el más importante centro financiero del país. Antiguamente fue apenas un sitio de pescadores en donde se refugiaban quienes huían de los mongoles.

La perla del oriente y sus atractivos

Actualmente Shanghái se destaca también por ser uno de los centros turísticos más importantes del mundo. Cuenta con grandes atractivos, principalmente porque en su historia cada periodo ha dejado una huella importante, que se refleja en la arquitectura. Puedes encontrar una zona colonial, perfectamente conservada. Sin apenas darte cuenta, te verás paseando en medio de varios de los rascacielos más altos del planeta. Así es Shanghái: completamente sorprendente.

Uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad es “El templo del Buda de Jade”, que fue construido entre 1911 y 1918. Está ubicado en la zona oeste de la ciudad y allí habitan cerca de 70 monjes budistas. Lo rodean imponentes edificios.

En el interior encuentras dos grandes estatuas: el Buda sentado, construido con incrustaciones de esmeraldas y ágatas, con una altura de dos metros y más de una tonelada de peso. Está instalada en el segundo piso, dentro de una urna de cristal y se prohíbe tomarle fotografías. La otra estatua se conoce como el Buda de jade recostado. Como el nombre lo indica, está completamente elaborada en jade y tiene un tamaño de cuatro metros.

Shanghái tiene atractivos únicos, como el Tren de levitación Maglev.
Shanghái tiene atractivos únicos, como el Tren de levitación Maglev.

No harías una visita completa a Shanghái si no das un paseo por la gran Plaza del Pueblo de la ciudad. Recibe el nombre de “Renmin” y desde allí parte la famosa calle Nanjing, en donde se ubican los principales puntos comerciales de la ciudad. La plaza es el gran símbolo de Shanghái, e incluye un espectacular parque y varios de los edificios más altos del lugar.

Otros datos de interés

En la Perla del Oriente hay pequeños mercados, que son conocidos con el nombre de Yatai. Allí se concentran comerciantes minoristas que te ofrecen multitud de productos como ropa (imitada de las grandes marcas), relojes y aparatos de tecnología. Se trata en realidad de un gran bazar en donde debes regatear antes de hacer cualquier compra.

Debes apartar un tiempo para hacer un crucero por el río Huangpú, en una de las embarcaciones tradicionales. Los encuentras con opciones que van desde 80 hasta 800 pasajeros y te permite conocer sitios interesantes como el embarcadero del Bung y el puente colgante Yangpu.

No dejes de viajar en el Tren de levitación Maglev, que avanza literalmente por el aire gracias a un sistema magnético que no lo fija a los rieles. Y si quieres un plan de ensueño, tienes que cenar en la Torre Oriental Pearl TV, en donde puedes obtener una extraordinaria vista panorámica de la ciudad.

Imágenes cortesía de J. Patrick Fischer y Alex Needham.