Ruinas bajo el acantilado: Parque Nacional Mesa Verde, Estados Unidos

· 4 octubre, 2013

El Parque Nacional Mesa Verde en el condado de Montezuma, dentro del Estado de Colorado, Estados Unidos, es un área protegida de 211 kilómetros cuadrados. En él, se encuentran 4.400 sitios arqueológicos, que corresponden a los restos de las habitaciones y aldeas construidas por el antiguo pueblo Anasazi que habitó la zona entre el siglo VI y XII.

Destacan especialmente las misteriosas ruinas de un pueblo de piedra ubicado dentro de una cueva, en las laderas de un acantilado, llamado “Cliff Palace(Palacio del Acantilado). Se desconoce el origen de este pueblo, y aun se discute si existe algún parentesco con los pueblos nativos americanos que se conocen en la actualidad.  Es uno de los más curiosos sitios arqueológicos del norte de américa, atrayendo con su incierta historia e impresionante arquitectura paleolítica a miles de turistas al año.

El pueblo Anasazi desapareció antes de la llegada de los europeos al continente, y debido a que no existe ningún registro, no se sabe con certeza el origen ni lo que causó su desaparición. Los hallazgos arqueológicos señalan que se trataba de una avanzada cultura que practicaba la cerámica, el tejido y la irrigación. Tenía conocimientos astronómicos, observaban los movimientos solares y dibujaban símbolos que aún no han sido descifrados. Los vestigios monumentales de este pueblo se encuentran en su mayoría en el Parque Nacional Mesa Verde el cual fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1978.

Los puntos de interés del Parque Nacional Mesa Verde

El pueblo Anasazi, durante el siglo VI, comenzó a construir sus casas en las mesetas, y posteriormente en el siglo XII empezaron a edificar sus pueblos en cuevas situadas en las paredes de los cañones. Repentinamente, los poblados fueron abandonados y la cultura Anasazi desapareció alrededor del año 1275. Hoy, todos su legado puede ser apreciado en el Parque Nacional Mesa Verde, que abre sus puertas durante todo el verano y la primavera.

La entrada al parque se encuentra a quince kilómetros de pueblo de Cortez, Colorado. Una vez dentro, habrá que avanzar otros 24 kilómetros hasta el centro de visitantes. Desde ahí puedes tomar visitas guiadas a los distintos sitios arqueológicos, en los cuales destacan: Spruce Tree House, Balcony House y Cliff Palace. Además podrás encontrar zona para acampar, gasolinera, restaurantes y alojamientos. Hay que tener en cuenta que el parque cierra durante el invierno.

Las Ruinas Cliff Palace

Las ruinas de Cliff Palace son el sitio arqueológico más grande y el principal atractivo del Parque Nacional Mesa Verde. Estuvo en contrate crecimiento mientras era ocupada por los Anasazi, sufriendo de desordenadas ampliaciones. Tiene un total de 150 habitáculos y 23 kivas (habitaciones redondas unidas por túneles subterráneos que tenían un propósito ceremonial), y se calcula que pudo estar habitada por unas 100 personas.

Todas las construcciones fueron hechas con bloques de arenisca unidos por una argamasa compuesta de tierra, agua y ceniza. Se utilizaron piedras pequeñas para rellenar agujeros y darle estabilidad al edificio.

El Cliff Palace y el parque Parque Nacional Mesa Verde preservan los vestigios de una civilización que incluso en nuestros días nos siguen impresionando y nos envuelven en misterio.

Imágenes cortesía de Terry Feuerborn y ISU College of Design Visual Resources Collection.