¿Qué es la Visa Schengen?

· 12 mayo, 2014

La gigantesca inmigración que se registra hacia países europeos desde hace muchos años, tuvo como consecuencia que se establecieran controles férreos para el ingreso a esas naciones. Estas restricciones se han aplicado con especial severidad para ciudadanos provenientes de Latinoamérica, África y algunos países de otros continentes.

A su vez, el Acuerdo de Schengen entró en vigor en 1995 y su propósito es el de facilitar el tránsito entre 25 países europeos, mediante la eliminación de restricciones para el paso entre uno y otro. Estas facilidades aplican tanto para los residentes en esos países, como para los viajeros que vienen de otros lugares y tienen una visa Schengen.

Privilegios de la Visa Schengen

Quienes porten una visa Schengen pueden viajar por los 25 países europeos que forman parte del acuerdo, sin tener que tramitar la visa en cada país. Es un documento que tiene validez en todas esas naciones y con ello se elimina la enorme carga burocrática que existía anteriormente.

Es importante que tengas claro que el “Área Schengen” no es lo mismo que la Unión Europea. No todos los países del viejo continente entraron en el acuerdo. Por ejemplo, el Reino Unido, Irlanda, Rumania, Bulgaria, Chipre y Croacia no forman parte de este convenio. Y otros países como Islandia, Noruega o Liechtenstein, que no pertenecen a la Unión Europea, sí pertenecen al acuerdo Schengen.

La visa Schengen es un permiso de visita, bien sea por placer, negocios o turismo. Ninguno de sus portadores está habilitado para trabajar o residir en los países europeos.

Los países que conforman el territorio Schengen actualmente son: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Latvia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Suecia y Suiza.

Hay diferentes tipos de Visa Schengen
Hay diferentes tipos de Visa Schengen

Otros datos de interés

La Visa Schengen debe tramitarse ante el consulado o la embajada del país hacia el que te diriges. En caso de que vayas a visitar varios países del convenio, tienes que solicitar la visa en las dependencias del país en donde vas a estar más cantidad de tiempo. Si tu estancia se va a repartir por igual, en términos de tiempo, entre varias naciones, la visa debe expedirla el país desde donde harás el ingreso al territorio Schengen.

Existen cuatro tipos de visas Schengen, según el tipo de viaje o de tránsito que se vaya a realizar.

Tipo A: Se expide para efectuar tránsitos aeroportuarios, pero no autoriza a abandonar el área de tránsito de la terminal aérea donde se emplea.

Tipo B: Este tipo de visa es para los pasajeros que deben exceder el tiempo límite de tránsito en un aeropuerto, o para quienes van a transitar por más de un Estado Schengen.

Tipo C: Es la más común. Se expide para viajes que no excedan los 90 días de permanencia. Debe ser expedida por un país, pero es válida para todos los Estados Schengen.

Tipo D: Es un tipo de visa que se expide para casos especiales o en el evento de que el viajero deba permanecer en uno de los Estados Schengen por una larga temporada.

Imágenes cortesía de marco bono y Ambassade de France.