¿Por qué motivos pueden expulsarte de un avión?

· 6 diciembre, 2013

No estamos hablando de trasgresiones obvias como fumar en el asiento o agarrar a besos a alguna de las azafatas. Hay varias conductas menos obvias por las que pueden expulsarte de un avión.

Al momento de tomar el vuelo te comprometes a observar un determinado comportamiento. Si no lo haces, la compañía aérea está en todo el derecho de pedirte que salgas del aparato. Claro, si no está en vuelo. Si lo está, recibirás una fuerte reconvención, una vez aterrice. Y, dependiendo de la gravedad de la conducta, pueden proscribirte el uso de la aerolínea.

Esto es lo que debes evitar para que no tengas que pasar por una situación bochornosa.

1. Mejor que te duches bien

Casi todas las aerolíneas tienen claramente estipulado que tienes que abstenerte de abordar el avión si te encuentras en “estado maloliente”. La expresión es algo ambigua. Sin embargo, se entiende que se refiere a una condición en la que el olor resulta extremadamente incómodo para los demás pasajeros.

2. Cuidado con tu atuendo

Si vistes ropa que pueda ser considerada vulgar u obscena, estás arriesgándote a que te saquen del avión. No debes utilizar prendas que dejen al descubierto tus zonas íntimas. Tampoco debes abusar de la libertad de expresión. Si tu camiseta lleva estampadas frases infamantes o proclamas políticas agresivas, quizás no viajes.

3. Deja los virus en casa

Si pareces estar gravemente enfermo es posible que te pidan descender del avión. Especialmente en caso de que muestres síntomas de tener alguna enfermedad contagiosa. Si llevas permiso escrito de un médico no tendrás problemas.

4. Muestras públicas de afecto

No vayas a pensar que la aerolínea tiene algo en contra del amor si te obligan a descender después de una ardiente escena de afecto con tu pareja. La verdad es que algunas de estas expresiones pueden resultarle ofensivas a otros pasajeros. Mejor que le expreses tu cariño cuando estén solos.

5. Ebrios y ruidosos

Hay quien se toma una copa antes de subir al avión para templar los nervios y debido al miedo que les produce volar. A veces más de una. Y otros apenas si pueden tenerse en pie al momento de abordar. Peor si acompañan la juma de fuertes carcajadas o manifiestos a grito partido. Por eso los largan del avión. En realidad no importa que bebas, siempre que puedas mantener el control.

6. Pies descalzos

Aunque no es lo más ortodoxo, la mayoría de las aerolíneas admiten que te quites los zapatos, siempre que conserves los calcetines. Otra cosa es que quieras andar descalzo por todo el avión. Es un comportamiento prohibido.

7. Contaminación auditiva.

Por algo existen los audífonos. Si lo tuyo es oír música durante el vuelo, a todo volumen, no obligues a los demás a tolerarlo. Controla a los niños si les coge un berrinche y si vas a dirigirte a alguien, evita los gritos. Así lograrás llegar a tu destino en avión.

8. Los agresivos

A veces la discusión pasa de ser un debate racional para convertirse en una camorra que puede desembocar en golpes. En ese momento pueden pedirte que bajes del avión.

9. Molestar a otros pasajeros

Burlarte de otras personas, tomar sus pertenencias sin permiso o romper los protocolos de proximidad física son conductas irritantes. Si ellos se quejan y tú no tienes una buena razón para haberlo hecho, probablemente terminarás fuera del avión.

10. Si el avión no despega por tu culpa

Mejor que el despegue del avión no se retrase por tu culpa. Si obstaculizas las salidas de emergencia, te niegas obstinadamente a apagar tu aparato electrónico o a ponerte el cinturón de seguridad, el avión se irá sin ti.

Imágenes cortesía de Reena Mahtani y Nicolás Arteaga.