Pequeña guía de la ciudad de Luxemburgo

· 13 abril, 2014

Luxemburgo es un pequeño país de la Unión Europea que posee una arraigada tradición y cultura, ya que tiene una situación privilegiada entre la Europa romana y la Europa germánica. Quien pasea por la ciudad se siente estar en el escenario de un cuento de hadas, debido a su ambiente y a sus magníficos monumentos.

El casco histórico de la ciudad, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Luxemburgo se fue desarrollando alrededor del castillo, construyéndose torres, fortalezas y murallas, lugares que en la actualidad son el principal atractivo de la ciudad de Luxemburgo.

La ciudad de Luxemburgo

Luxemburgo es un país que pertenece a la Unión Europea, que está situado entre Francia, Alemania y Bélgica. Luxemburgo además, es la capital del Gran Ducado.

Se puede llegar a la ciudad a través de su aeropuerto internacional que está a tan sólo 6 kilómetros, además hay buena comunicación entre el centro de Luxemburgo con el aeropuerto a través de servicio de autobús y taxi.

plaza-de-luxemburgo

La ciudad no dispone de metro ni tranvía, pero tiene un buen servicio de autobuses que cubren todos los recorridos.

Si queremos disfrutar de la ciudad por la noche, hay un autobús nocturno que se llama Nightrider, funciona como el servicio de taxi, pero con la ventaja de que puede ser compartido.

Las noches de Luxemburgo son muy animadas, ya que podemos encontrar pubs, restaurantes, lugares donde escuchar música, teatros y salas de conciertos.

En la plaza de Armas podemos disfrutar en sus animadas terrazas, con cafés, bares y restaurantes, donde podremos deleitarnos con una exquisita comida típica del lugar.

Lugares de interés de la ciudad de Luxemburgo

La Fortaleza de Luxemburgo fue construida por Siegfried en el año 963, a partir de ahí se fue creando una ciudadela. En el acantilado donde está situada, se excavaron unos túneles que se llamaba “casamatas”, allí vivían y tenían sus talleres los soldados.

fortaleza-de-luxemburgo

En la actualidad sólo quedan algunas partes de esta fortaleza y los túneles están abiertos al público y pueden ser visitados.

Otro de los lugares importantes de la ciudad de Luxemburgo es el Gran Palacio Ducal, está situado en el precioso casco histórico de la ciudad. Tiene vistas a una plaza peatonal y es la residencia de la familia del Gran Ducado. El edificio está construido con piedra de color ocre.

Vale la pena visitar el Museo Nacional de Historia y Arte de Luxemburgo, se trata de un moderno edificio situado en el barrio de la Villa Haute. Allí se exponen todos los restos arqueológicos encontrados en la ciudad, especialmente de la época galo-romana. También hay objetos medievales como monedas, armas o medallas.

La Catedral de Santa María de Luxemburgo, supone el principal templo religioso del país, es de estilo gótico pero con elementos renacentistas, el interior alberga la imagen de la patrona de la ciudad, María Consuelo de los Afligidos.

gelle-fra-luxemburgo

El Monumento del Recuerdo es llamado en luxemburgués Gëlle Fra y significa “Dama de Oro”. Está situado en el centro de la ciudad, se trata de un obelisco que en lo alto hay la figura de una mujer con una corona de laurel. Este monumento es en honor a los caídos de la Primera Guerra Mundial.

Imágenes cortesía de David Evers,  Juan Manuel Clavero, David Samuel Santos y Noé Alfaro.