Les presento Nueva Zelanda, la tierra del Hobbit

· 18 mayo, 2013

Nueva Zelanda un destino ideal para aquellos que gustan del turismo aventura, ya sea para ir de mochilero u optando por alguna opción menos arriesgada, pero que incluya cierta dosis de ejercicio. Este país ofrece numerosos lugares fantásticos para quienes aman la naturaleza con paisajes que resultan verdaderas postales.

Oceanía es un continente de 9 millones de km² de superficie, de las cuales que 7,6 millones km² pertenecen a Australia. Además, el continente está conformado por Nueva Zelanda, Melanesia, Micronesia y Polinesia.

Nueva Zelanda, uno de los países más jóvenes del mundo, está ubicada al sureste de Australia, y formada por dos islas, la del Norte – donde se concentra casi toda la actividad política y comercial -, y la isla del Sur, que es la que ofrece los paisajes espectaculares.

Las maravillas de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es uno de los destinos más apreciados por los viajeros que gustan de la naturaleza, y por ejemplo, de realizar caminatas por senderos rodeados entornos agrestes.

Algunas de las maravillas que Nueva Zelanda ofrece a los amantes de la naturaleza y el turismo aventura son:

White Island, un volcán activo y único en el mundo, pues se puede acceder a su cráter sin necesidad de escalar roca alguna, ya que una de las paredes del volcán cedió a comienzos del siglo XX.

Poor Knights Islands, una reserva marina que es tendida como uno de los mejores lugares del planeta para practicar buceo. – Pero del mismo modo que Nueva Zelanda ofrece zonas con aguas tropicales para bucear también posee increíbles glaciares y fiordos para visitar -.

Y dejamos para el final un lugar muy preciado por los amantes del senderismo y también por los fanáticos de El Señor de los Anillos, el Parque Nacional de Tongariro, donde se rodaron muchas de las escenas de la famosa trilogía cinematográfica.

Nueva Zelanda

El Parque Nacional Tongariro, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que además de poseer tres volcanes activos: Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro, combina hermosos naturales con una muy rica y antigua cultura, la correspondiente a los Maorí, el pueblo autóctono del lugar.

Desde la década del 30, con la llegada del ferrocarril, comenzaron a incrementarse las vitas de turistas al Parque Nacional Tongariro. Las actividades a desarrollar: cabalgatas, caza, pesca deportiva, y en invierno, la posibilidad de esquiar.

Pero con el éxito de El Señor de los Anillos, la excelente trilogía de Peter Jackson, las cosas dieron un giro. El director utilizó hace algunos años más de 150 escenarios distintos en toda Nueva Zelanda para darle vida a la Tierra Media, por ejemplo, la región volcánica de Ruapehu es donde Sauron forja el anillo…

Y ahora existe un nuevo tipo de turistas que se acercan para seguir – ya sea realizando senderismo o de forma “más cómoda”- , los pasos de Frodo y Sam a través de Tongariro en un recorrido de varios kilómetros entre volcanes, lagos y praderas.

Imágenes cortesía de Colin Bowern y Arbron.