Las colosales torres Garisenda y Asinelli de Bolonia en Italia

· 10 febrero, 2015

Bolonia es una importante ciudad al norte de Italia, cerca de los Apeninos, especialmente destaca por conservar un conjunto monumental histórico impresionante y único.

Hoy vamos a visitar las colosales torres de Garisenda y Asinelli de Bolonia, gigantes testigos de la historia y el tiempo, torres hermanas que se levanta sobre la ciudad como vigías y custodios del rico patrimonio que representa esta impresionante localidad.

Hay que decir que aunque estas torres son las más famosas y visitadas, Bolonia cuenta actualmente con 19 torres más, que han conseguido preservarse del tiempo, las guerras y las manos del hombre. Cantidad muy inferior a la que existía en la Edad Media, pues en aquel entonces algunos estudios hablan de unas 80 torres.

Historia de las colosales torres Garisenda y Asinelli

vistas desde torre asinelli

Las colosales torres Garisenda y Asinelli fueron construidas aproximadamente en el siglo XII, hoy en día no se conoce muy bien los motivos por lo que en aquella época se convirtió en tradición la edificación de estas descomunales torres. Los historiadores consideran que podían deberse a motivos de demostración de poder por parte de las familias nobles, además de una finalidad defensiva del lugar.

También hay dudas sobre el origen de sus nombres, aunque la teoría más aceptada es que su denominación hace referencia a las familias que las construyeron.

Ambas torres son de planta cuadrada, aunque su altura ha sufrido modificaciones en el tiempo. La torre Garisenda cuando se construyó medía 60 metros, pero en el siglo XIV tuvo que ser recortada por la inestabilidad del terreno, pasando a tener 48 metros de altura.

torre garisenda

La torre Asinelli, en cambio, fue ampliada posteriormente adquiriendo una altura total de 97,6 metros, a diferencia de los aproximadamente 60 metros que medía cuando se edificó. En el siglo XIV fue adquirida por la ciudad y tuvo varios usos, entre ellos de prisión.

Lo más curioso que presentan estas torres hermanas son su grado de inclinación con respecto a la vertical, al estilo de la famosa Torre de Pisa, siendo de 3,2 metros de inclinación la de la torre Garisenda y de 1,3 metros la de la torre Asinelli.

escaleras torre asinelli

Destacar de la torre Garisenda su mención en la mundialmente conocida obra del siglo XIV “La Divina Comedia” de Dante Alighieri, exactamente en el canto XXXI, vv.136-141. Este pasaje está inscrito en una placa conmemorativa en la misma torre Garisenda.

Visita a las torres colosales Garisenda y Asinelli

plaza de Porta Ravegnana

Es impresionante llegar a la plaza de Porta Ravegnana y encontrarse de frente con estas colosales torres. En medio de ellas se halla la escultura de San Petronio hecha por Gabriele Brunelli en 1670.

Comentar que la torre Garisenda con su preciosa base cubierta de piedra, hoy en día no se puede visitar su interior.

En cuanto a la torre Asinelli, cuenta con un precioso zócalo construido en el siglo XV para albergar los soldados que realizaban la guardia, en la actualidad contiene varias tiendas de artesanía y souvenir. Entramos en su interior y ascendemos por la escalera de madera de 498 escalones, por sus pequeñas ventanas entra la luz que nos va guiando en nuestro camino hacia la parte más alta de la torre, donde tendremos la recompensa a nuestro esfuerzo, las maravillosas e increíbles vistas de la ciudad de Bolonia. Todo un lujo que merece la pena experimentar.

La entrada a la torre Asinelli cuesta 3 € y está abierta prácticamente todos los días del año, aunque hay diferencia en el horario dependiendo de los meses en las que las visites.

Imágenes cortesía de Stephane Rossignol, Federico, Girolamo Pipitone, kyle anthony y blugalu.