La plaza de San Marcos, una de las más bonitas del mundo

· 9 mayo, 2014

La plaza de San Marcos es la única plaza que hay en Venecia, Italia. Se trata de una precioso lugar lleno siempre de turistas que se quedan para admirar este fantástico lugar, ya que muchos dicen que es una de las plazas más bonitas del mundo.

Algunos dicen que fue obra de Napoleón Bonaparte y otros dicen que fue de Alfredo Musset, quien dijo que la plaza de San Marcos era “el salón más bello de Europa”.

La plaza de San Marcos, un poco de historia

plaza-de-san-marcos

La Plaza de San Marcos está situada en pleno centro de Venecia, tiene unas dimensiones de 180 metros de largo por 70 de ancho. Comenzó su construcción en el siglo IX, pero iba a ser un pequeño lugar funcional. Fue en 1177 que se amplió, hasta su forma actual.

Tiene un suelo de piedras de Istria, y además la plaza es el lugar más bajo de Venecia por lo que son frecuentes sus inundaciones, cuando esto ocurre se colocan algunas pasarelas provisionales para que las personas puedan pasar.

Edificios de la Plaza de San Marcos

basilica-de-san-marcos-venecia

La Plaza de San Marcos está rodeada de importantes edificios, destacando especialmente, la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal y el Campanario de la Basílica.

La Basílica de San Marcos es el símbolo de la ciudad, se trata de un impresionante lugar cargado de gran belleza. Hay que destacar su fachada, donde se representa cómo se trajo el cuerpo de San Marcos de la ciudad de Alejandría. En su interior destaca el predominio del color dorado, hay una bonita cúpula y mosaicos con escenas del antiguo testamento.

El cuerpo de San Marcos se halla debajo del altar, donde hay 4 columnas de alabastro y mármol. En la Basílica se encuentra también un museo y cuatro caballos de bronce bañados en oro.

El Palacio Ducal es otro de los edificios más importantes de la plaza. En el siglo IX fue un castillo que posteriormente adquirió la forma de Palacio. Construido en mármol rosa y de piedra Istria. Posee una gran belleza ornamental con diferentes partes dignas de admirar como la Escalinata de los Gigantes, el balcón de la fachada, la Porta della Carta, que fue la entrada principal.

palacio-ducal-plaza-de-san-marcos-venecia

Además hay un museo con obras de Tintoretto como El Paraíso, La embriaguez de Noé o la Coronación de Baco y Ariadna por Venus.

El Campanille o el campanario de la Basílica de San Marcos, es otra de las atracciones de los turistas, todos quieren subir a lo alto para fotografiar las vistas. Pero arriba se encuentra 5 campanas que repican a cada hora. Las campanas se llaman: marangona, la maléfico, la nona, mezza terza y la Trottiera. En la actualidad forma parte de los lugares más emblemáticos de la Plaza de San Marcos.

campanille-plaza-de-san-marcos-venecia

Pero en la plaza podemos observar que hay otros lugares pintorescos y famosos, es el caso de El Café Florian. Justo en una rinconcito de la plaza encontramos también La Piazzetta dei Leoncini, muy atractiva porque allí hay dos leones.

La Torre dell´Orologio se la conoce también como de “los moros”, que posee un reloj con colores azules y dorados.

Las columnas de San Marcos y San Teodoro son tesoros que se trajeron de los viajes a Constantinopla. Se considera este lugar de “mala suerte” ya que era el sitio donde se realizaban las ejecuciones.

Imágenes cortesía de Scott Ingram, Robert Montgomery, Isabel Moguer, Ramón y Michael Dawes.