La histórica, atractiva y emocionante isla de Man

· 22 marzo, 2015

La isla de Man es un hermoso trocito de tierra en el Mar que se encuentra ubicada entre Gran Bretaña y e Irlanda. Únete a nosotros en esta nueva aventura.

La gran historia y herencia de la isla de Man

La isla de Man tiene una increíble historia y herencia, ya que se estima que está habitada desde el año 6.500 a.C. ¡Simplemente increíble!

Isla de Man 2

También este espectacular islote ha sido territorio celta, vikingo, anglosajón, noruego, escocés e inglés, por lo que es posible imaginarnos la cultura tan rica e increíble que tiene la isla de Man. Una muestra de esto es que desde el año 979 de nuestra era, establecieron el parlamento democrático, que en la actualidad, es el más antiguo del mundo todavía en funcionamiento ¡algo único!

Algunas atracciones de la Isla de Man

Un paseo en ferrocarril

Isla de Man 3

Esta hermosa isla cuenta con unos increíbles paisajes y una herencia impresionante, por eso no hay mejor forma de conocerlos que en una locomotora –las hay de vapor, eléctricas y a caballos-. Para esto, la isla de Man tiene una extensa red ferrocarrilera que en proporción a su tamaño es inmensa, en este sentido, casi cualquier rincón del islote está abarcada por una vía de este tipo.

Uno de los mejores recorridos que se pueden hacer en la isla, es al montarse en el Manx Electric Railway, el cual pasea por los paisajes más hermosos que llevan a la montaña de Snaefell. Esta experiencia será perfecta para relajarse y olvidarse del día a día; seguramente, valdrá la pena el recorrido.

El espectacular castillo de Rushen

Isla de Man 4

Construido en el año 1265 en Castletow, la antigua capital de la isla de Man, este hermoso castillo fue el hogar de los reyes y de la nobleza de esta localidad durante más de 400 años. En la actualidad, es uno de los castillos medievales mejor conservados del mundo.

Al entrar, se puede admirar más de 700 años de historia, ya que fue usado como una fortaleza, un palacio real, la casa de la moneda de la isla de Man e incluso fue un lugar de reclusión.

Simplemente, es una máquina del tiempo que nos hará conocer la forma en la que se vivía en la época medieval.

Los monumentos ancestrales

La isla de Man es reconocida a nivel mundial por ser una caja de sorpresas en lo que se refiere a monumentos ancestrales. Por ejemplo, se pueden encontrar una colección de cruces célticas y nórdicas que datan de los siglos VI al XIII –por lo que algunas tienen más de 1500 años-.

Por otra parte, están las tumbas neolíticas Cashtal Yn Ard, una impresionante formación de rocas que eran usadas como monumentos en los que se enterraban a los jefes de la localidad. Estas datan desde hace más de 2000 años, por lo que su conservación es asombrosa.

La rueda Laxey

Isla de Man 5

Otra gran atracción de la preciosa isla de Man es la rueda de Laxey o “Laxey Wheel”, la cual es una enorme bomba de agua que enviaba el vital líquido a las antiguas minas de la zona. Construida en 1854, tiene más de 150 años de uso y en la actualidad es la más grande del mundo, que está todavía en funcionamiento.

La imagen de esta obra de ingeniería combinada con su largo acueducto y el hermoso paisaje que la rodea, hacen que pasar el rato en esta locación sea muy reconfortante.

La emocionante carrera de motociclismo TT Isla de Man

Isla de Man 6

En est lugar no todo es historia, también hay mucha emoción ¿A quién no le gusta una carrera de motociclismo de alta cilindrada? Aunque no seas un fanático de esta disciplina, seguramente te gustará escuchar el rugir de los motores y la adrenalina que se vive en el momento.

En esta localidad, desde el año 1907, se celebra la competencia de motos TT isla de Man que cuenta con un recorrido de casi 62 kilómetros en las carreteras de la montaña Snoefel.

Tus sentidos se pondrán al máximo, ya que las velocidades que alcanzan los competidores son increíbles –200 kilómetros por hora en promedio- en estas vías tan escarpadas, es simplemente increíble. Esta es una de las razones por las que se considera la competencia más peligrosa, pero emocionante, a nivel mundial.

Imágenes cortesía de: Brad Higham, Paul Dyer, Gerry Balding, David Merrett, Greg Clarke y Jonathan Camp.