La ciudad de Nikko, centro del budismo antiguo japonés

· 24 septiembre, 2013

Llegar a Nikko es como transportarse en el tiempo cientos de años atrás. Es una de las ciudades más visitadas de Japón y se caracteriza principalmente por sus frondosos bosques, que contienen gran cantidad de templos y santuarios. Nikko es uno de los centros de budismo más importante de Japón. Sus calles y avenidas están llenas de flores y con grandes arboladas, las estructuras son consideradas tesoros nacionales de Japón.

Dónde está la ciudad de Nikko

Está situada a 140 kilometros al norte de Tokio, Japón. Está enclavada en un paisaje montañoso, en la Prefectura de Tochigi. La ciudad de Nikko tiene jardines botánicos y museos donde se plasma la cultura típica del lugar.

Para viajar a Nikko se pueden comprar los billetes “Free Pass” que incluyen el tren desde Asakusa y los trenes y el bus en la zona, además de incluir el acceso a los templos.

El Parque Nacional de Nikko

El parque abarca 1400 kilómetros cuadrados y está formado por bosques de cedros, ríos, lagos y montañas, además de albergar la gran mayoría de templos sagrados. Se pueden hacer rutas a pie, además de poder esquiar en los meses de invierno. Para entrar al parque antes tenemos que cruzar el puente Shinkyo, lugar de veneración para budistas y sintoístas.

Dentro del Parque Nacional de Nikko podemos encontrar también el Monte Nantai que significa monte varonil, está a 2.484 metros de altura, se le llama también Futara-san, es un volcán y se considera que es una montaña sagrada. Nantai es famosa entre los montañeros, el camino a la cumbre se empieza a través de una puente en Chugushi de Futarasan. Esta puerta sólo se abre entre el 5 de mayo y 25 de octubre.

El Lago Chuzenji está situado en el monte Nantai, se formó a partir de unas erupciones volcánicas. Este bellísimo lago se abastece principalmente del río Yukawa y se drena por las cataratas de Kegon.

En el parque podemos ver fauna típica japonesa como el macaque japonés o mono de la nieve, el oso negro de Asia o pájaros como el faisán.

Templos y lugares sagrados

La zona donde están todos los templos y santuarios sagrados se llama “Sannai”, sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde hay santuarios budistas y sintoístas.

En los templos sintoístas suele haber un pequeño estanque en la entrada, su agua se renueva constantemente y sirve para purificarse antes de entrar y se hace un pequeño ritual que se explica antes de la entrada en los templos.

El Templo Toshogu es famoso porque en él se encuentra las esculturas más famosas de Japón, los tres monos sabios: el mono que no ve el mal, el mono que no escucha el mal y el mono que no dice el mal.

En el Mausoleo de Tokugawa lemitsu es llamado santuario de Taiyuin y se encuentran las cenizas Tokugawa, es un lugar muy venerado y visitado por los japoneses.

El Santuario Futarasan-junja es el más antiguo de la zona y está formado por 23 edificios.

El Templo de Rinno-ji es famoso por la sala de los tres budas: Kanon de los mil brazos a la izquierda, en el centro está el Buda Amida-Nyoray y a la derecha el Bato Kanon o el Buda con cabeza de caballo.

Imágenes cortesía de Dozodomi, Gc World, Daniel Villoldo y Ken Lee.