La ciencia detrás de elegir el mejor asiento para viajar en avión

· 29 octubre, 2013

Hay que empezar bien las vacaciones desde el momento que salimos de casa. Por eso, viajar confortable y cómodamente es un aspecto fundamental. Con una buena planificación y prestando atención a pequeños detalles, podemos asegurarnos de no viajar como sardinas cuando vayamos en el avión. La clave para elegir el mejor asiento para viajar en avión, es escoger el que se ajuste a nuestros propias e individuales necesidades, ¿y por qué no? también a nuestros  caprichos.

¿Cuál es el mejor entonces?, ¿en la ventana?, o ¿en el pasillo para tener acceso fácil al baño?, y no olvidemos uno de los asientos más cotizados de todos, el asiento que está al lado de las puertas de emergencia (que tiene más espacio para estirar las piernas). Bueno, es un poco más complejo que eso… hay que considerar el modelo del avión y la disposición de asientos que tiene, así como la fila en la que está nuestro sitio, entre otros pequeños detalles. Cada asiento tiene sus ventajas y desventajas, dominar la ciencia de elegir el mejor asiento es discernir entre cuál es el más conveniente para nosotros.

Gracias al check-in, ya sea online o de forma personal, es posible elegir el asiento que deseemos desde, si es online 48 o 24 horas antes del vuelo y si es en personas hasta con cuatro horas de antelación. El Check-in es un punto clave, procura ser de los primeros en apartar tu asiento, y así tendrás seguro que no te quedarás con las sobras– es decir, todos esos asientos que nadie quiere. Una vez tengas claro ésto, ten en cuenta las siguientes recomendaciones sobre dónde sentarte.

En la parte delantera

Las butacas en la parte delantera son especialmente cotizados por los viajeros. Una encuesta elaborada por por el comparador de vuelos Skyscanner entre mil pasajeros, reveló que un 46% de los viajeros prefiere volar en las seis primeras filas de la aeronave. Los lugares en esta parte del avión presentan prioridad a la hora de servir la comida y también esta zona será la primera en bajar del avión.

 En la ventanilla

Este asiento es perfecto para tomar una sienta en el avión. Es, en la medida de lo posible, el puesto más acogedor de todos los que hemos descrito. Podrás inclinarte sin molestar a los demás pasajeros.

A la altura de las alas

Este es el tipo de asientos que deberías elegir si eres muy susceptible a la turbulencia del avión. En esta zona la sensación de bamboleo es mínima, por lo que es recomendable para los viajeros primerizos o muy nerviosos.

El Pasillo

Es bien conocido que este tipo de asientos te darán libertad para levantarte y sentarte las veces que quieras. Evitarás molestar a tu compañero de viaje cada vez que desees ir al baño.

Al lado de la salida de emergencias

Este asiento es muy popular por contar con “espacio extra” para estirar las piernas. Bueno, la verdad es que este espacio es para tener una vía de escape ágil para evacuar el avión al momento de una emergencia. Las personas que se sientan en este lugar se encargarán de habilitar la salida de emergencia cuando la situación lo a merite.

Imágenes cortesía de El Gringo y Doug.