La Catedral Basílica de Salta, Argentina

· 31 agosto, 2013

“Salta, La linda”, como se la conoce a la capital de la provincia argentina del mismo nombre, es un destino mágico. Y entre sus muchos atractivos se destaca la hermosa Catedral Basílica de Salta.

La ciudad de Salta

La ciudad de Salta posee entre sus atractivos una muy buena infraestructura hotelera y de servicios para recibir a los viajeros (a lo que se suma la amabilidad y calidez de sus habitantes), sin embargo, gran parte de su encanto radica en que en su mayoría los cambios edilicios del mundo actual parecen no haber llegado a esta ciudad de Argentina. Paseando por las angostas calles de Salta se pueden apreciar las casonas que fueron construidas en la época de la Colonia y que aún se mantienen intactas.

La Catedral Basílica de Salta

Entre este tipo de construcciones se destaca la Catedral Basílica de Salta. La Catedral está situada en pleno casco histórico de la ciudad, al norte de la Plaza 9 de Julio, donde Hernando de Lerma fundó la ciudad en el año 1582.

Su actual estructura se comenzó a construir en 1858, luego de que la edificación anterior fuera destruida por un terremoto, y se terminó en 1882. Hoy esta catedral es considerada uno de los templos más bellos de la Argentina, y alcanza con mirar algunas imágenes para entender por qué.

 La Catedral Basílica de Salta

La decoración interior de la Catedral Basílica es muy suntuosa, y en ella sobresale el altar mayor laminado en oro, obra del padre Luis Giorgi. Además, en su interior se encuentra el Panteón de las Glorias del Norte, donde reposan los restos de los Generales Guemes, el incorruptible, Alvarado, el ecuánime, y Arenales, el austero, entre otros próceres de la Independencia argentina.

Cada año, el 15 de septiembre, la Catedral recibe a miles de devotos que acuden a visitar las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, patronos tutelares de Salta, a quienes se les atribuye el prodigio de haber detenido los terremotos que asolaron la ciudad en el año 1692.

Esta catedral es un verdadero símbolo de la ciudad. Su estilo arquitectónico es una combinación de neocolonial, con elementos barrocos y se la suele incluir dentro de la corriente italianizante.

Sin duda que la Catedral Basílica de Salta es realmente hermosa… pero también es una buena excusa para comenzar un amplio recorrido por “Salta, La linda.

Imágenes cortesía de Jorge Gobbi y Eric Bas.