La Boca, un barrio de Buenos Aires con sabor a tango

· 13 abril, 2013

La Boca es un barrio de Buenos Aires, y es uno de los principales puntos de interés para el turista ya que allí está muy representada la cultura tanguera de la capital de la Argentina.

En el barrio de La Boca las fachadas de las calles coloridas y de chapas son un rasgo distintivo, así como las angostas calles, las aceras empedradas, sus faroles, los bancos de madera…

La calle Caminito es el centro del barrio, fue oficialmente inaugurado como museo a cielo abierto en 1959, y hoy es un lugar donde se encuentran restaurantes en los que se puede disfrutar de shows de tango en vivo, también hay espectáculos callejeros, una feria donde se venden artesanías y otros atractivos.

Historia del barrio y el tango

La historia de barrio que estaba en “La Boca del Richuelo” se inicia a mediados del siglo XIX. Al estar el barrio muy cercano del puerto (aún en construcción), durante años allí se asentaron gran número de los inmigrantes que bajaban de los barcos. Entonces, las personas vivían en Conventillos – o casas de pensión, lugares donde se alquilaban humildes habitaciones.

Muchas casas para familias se construían con las chapas de zinc y la pintura de colores que sobraba de los la jornada de trabajo en el puerto.

Fue en ese tipo de ambientes, entre Montevideo y Buenos Aires, donde se confundían las culturas de los inmigrantes, en donde nació el tango, como una mezcla de músicas de origen español, cierto influencia de ritmos africanos, y el aporte decisivo del instrumento distintivo del género, el bandoneón. En esos conventillos, como los de La Boca vivió Carlos Gardel y de ellos se habla en muchos de sus tangos.

Entre 1920 y 1950 el barrio de La Boca vivió una época de declive, hasta que a comienzos de la década de 1950 inició un proceso de su recuperación. A esta recuperación contribuyó mucho el pintor Benito Quinquela Martín, quien en sus obras retrataba la vida portuaria y del barrio. Fue este artista que dio el nombre de “Caminito” a la famosa calle, en homenaje al tango de Gabino Coria Peñalosa y Juan de Dios Filiberto que Gardel hizo famoso.

Hoy la sinuosa calle Caminito, de no más de 100 metros, que se caracteriza por el colorido de sus paredes, parece detenida en el tiempo.

Calle Caminito

Otros puntos de interés en el entorno del barrio de La Boca son:

  • El Estadio La Bombonera del famoso Club Atlético Boca Juniors, estadio que posee un museo que ofrece visitas guiadas.
  • El Museo Quinquela Martín, con obras del pintor de La Boca.
  • El Museo de la Fundación PROA, un moderno museo en donde se exponen diversas obras de artistas plásticos. (El devenir del tiempo ha hecho que mucho artistas terminen mostrando sus obras en el pintoresco entorno de la calle Caminito, aprovechando que muchos turistas llegan allí atraídos por la fama del lugar).

El punto débil de La Boca y de la calle Caminito, es que es un lugar pensado para el turista, artificial, donde se exacerba ese rasgo de la identidad bonarense que es el tango. Buenos Aires y el tango es mucho más que el barrio de La Boca, la calle Caminito y el tango Caminito… de todos modos, por algún lugar se debe comenzar…

Imágenes cortesía de Roger Schultz y de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.