Hierve el Agua, lugar de las cataratas petrificadas

· 4 septiembre, 2013

Hierve el Agua, ubicado a 50 kilómetros de la ciudad de Oaxaca en el municipio San Lorenzo Albarradas en el estado oaxaqueño de México, es un sistema de cascadas petrificadas, que fueron formadas debido a que el agua tenía un alto contenido en minerales.

Estas cascadas petrificadas se formaron de manera natural hace miles de años a causa de la composición del agua, ya que contiene carbonato de sodio y magnesio con trazas de azufre. El lugar, además, posee un interés arqueológico, ya que en él existe una zona arqueológica llamada Mitla, que posee un complejo sistema de irrigación y terrazas construidos hace más de 2500 años por los zapotecas. La única cascada similar que existe en el mundo es la de Pamukkale, ubicada en Turquía.

Las aguas de Hierve el Agua tienen una temperatura que ronda los 25 grados centígrados y las cascadas tienen una altura de entre 12 y 30 metros. El manantial a partir del que se formaron las cascadas, se ha aprovechado para construir una gran alberca que en la actualidad cumple la función de un balneario natural, debido a sus aguas termales. En el área existen varias pozas naturales que fueron excavadas y desde ellas se pueden observar perfectamente las cascadas petrificadas.

Gracias a las aguas termales, el sitio arqueológico y la belleza natural, Hierve el Agua se ha convertido en un sitio de gran interés ecoturístico en México. En la actualidad, la zona cuenta con instalaciones de alojamiento, vestidores, baños, palapas y servicios alimenticios.

Recorriendo Hierve el Agua

Alberca Hierve el Agua

En la ciudad de Oaxaca existen muchos operadores que ofrecen este paseo a Hierve el Agua. En la excursión que te vamos a relatar, además, de ver las cascadas, se hace una visita al milenario Árbol del Tule. Tras ver el árbol, el autobús se dirige hacia San Lorenzo Albarradas. El autocar llega hasta la desviación de la Carretera que se dirige hacia los Mixes y Albarradas y se inicia el recorrido en bicicleta de montaña.

Siguiendo el camino se llega al poblado de Roaguía, donde se hace una pequeña pausa para poder observar el proceso de destilación y la elaboración del mezcal, una bebida destilada muy típica del estado de Oaxaca. Después se sigue pedaleando hasta Hierve El Agua. En esta travesía se puede observar la vegetación típica de la zona, de la selva baja perennifolia, donde predominan coníferas y latifoliadas.

En Hierve el Agua uno puede admirar las cascadas y realizar un recorrido a pie por un sendero peatonal que tiene una longitud de 2 kilómetros, que da la posibilidad de ver las cascadas desde una perspectiva diferente. También se puede ir a las pozas naturales, desde donde es posible observar parte del Valle de Tlacolula y la Sierra Mixe. Además, se podrá nadar en la alberca con aguas de la cascada. Al final, se visita la zona arqueológica de Mitla y se regresa a la ciudad de Oaxaca.

Imágenes cortesía de Russ Bowling y Schizoform.