Fantásticos pueblos medievales de Cataluña -1

· 28 mayo, 2014

El Medioevo es la época de los castillos, de los caballeros y de los reyes. Fue un tiempo en donde se levantaron pequeñas ciudades y edificaciones en distintos puntos de Europa, más con el propósito de defenderse que con el de urbanizar. Hoy día se conservan varios de esos antiguos monumentos en Cataluña. Parecen detenidos en el tiempo y se han convertido en lugares muy atractivos para los turistas. Aquí te contamos cuáles son.

Peratallada, uno de los pueblos medievales de Cataluña

Es un pequeño pueblo de Cataluña, en medio de un espectacular paisaje compuesto por campos de cultivo y hermosas colinas. El nombre “Peratallada” o piedra tallada, se le dio porque se levantó sobre piedra cortada. Tiene un castillo, un palacio y tres recintos que los protegen. También cuenta con una plaza mayor, rodeada por callejuelas de piedra, que está coronada por una espectacular iglesia de estilo románico.

Beget

Beget
Beget

Este pequeño pueblo está situado en el Valle de Camprodón, en Cataluña. Su atractivo más grande es la hermosa iglesia de San Cristóforo de Beget, que data del siglo XII. Todo el pueblo está construido en piedra y actualmente tiene sus casas restauradas y en perfecto estado. El sitio es atravesado por dos ríos y está sumergido en un bellísimo entorno natural. Las colinas, que están muy próximas, son uno de los lugares más buscados por los amantes del senderismo.

Besalú

Besalú
Besalú

Otro encantador pueblo medieval, ubicado en Cataluña. Está a 150 metros de altitud y es uno de los principales atractivos de la Provincia de Gerona. Tiene un portentoso castillo que data del siglo X. Aunque presenta variaciones respecto a su trazado original, aún conserva la esencia de lo que fue en un principio. Cuenta con monumentos muy interesantes como el puente, el Monasterio de San Pedro de Besalú, los baños judíos y el antiguo hospital de peregrinos, entre otros.

Castellfollit de la Roca

Castellfollit de la Roca
Castellfollit de la Roca

Este pequeño lugar está situado en la Provincia de Gerona, en Cataluña. El pueblo se levantó sobre un conjunto de riscos de composición basáltica, de ahí su nombre; tiene un kilómetro de longitud, lo que lo convierte en uno de los más pequeños de España. Alcanza una altura de 50 metros. Tiene el clásico espíritu del Medioevo y actualmente representa uno de los lugares turísticos más pujantes de la provincia. También forma parte del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrocha.

Miravet

Miravet
Miravet

Está en la provincia de Tarragona, en Cataluña. Tiene un extraordinario castillo que se ha convertido en punto de interés turístico. En principio fue una fortaleza islámica que luego se transformó en convento católico, a mediados del siglo XII. El pueblo es un precioso lugar con calles estrechas, en donde está ubicada la iglesia vieja, una verdadera obra del arte renacentista. El Paso de Barca de Miravet es otra de las atracciones del lugar; se trata de un transbordador original, que transita por el Río Ebro; no tiene motor y por eso navega solamente gracias a la pericia del barquero y la corriente de las aguas.

Imágenes cortesía de Josep Renalias, Jofre Ferrer, Mikipons, Enfo y Jaume Meneses.