El turismo religioso, una cuestión de fe

· 1 enero, 2014

Hay un refrán que dice que “la fe mueve montañas”, no sabemos hasta que punto esto es cierto o no, pero la verdad es que la fe mueve masas.

El turismo religioso hace que personas de distintas religiones o creencias se desplacen a un lugar considerado santo y donde la motivación principal del viaje es la fe.

Aunque hay lugares o monumentos muy visitados que además de ser de interés religioso, también tiene un interés cultural, histórico o artístico.

Las peregrinaciones, las visitas a las ciudades santas, o las fiestas religiosas, forman parte de este tipo de turismo.

El turismo religioso, principales destinos

El Vaticano en Roma, más concretamente la Basílica de San Pedro, es el lugar donde está enterrado San Pedro, según las creencias católicas. Este templo sagrado es uno de los monumentos europeos más visitados.

Todo el que llega a la ciudad de Roma visita la Basílica de San Pedro y no importa si se es creyente o no. La mayoría de las veces estos lugares religiosos son más atractivos por su historia y belleza artística que por lo que representan en la religión.

La Kaaba en la ciudad de La Meca, es una gran piedra negra de 15 metros de altura recubierta con una enorme tela. Según los musulmanes en este lugar está Alá y más de tres millones de fieles peregrinan cada año a la Kaaba durante el mes del Ramadán.

La tradición dice que todo musulmán debe peregrinar a La Meca al menos una vez en su vida.

muro-de-las-lamentaciones-jerusalen

– En Jerusalén encontramos El Muro de las Lamentaciones y es el lugar más sagrado para los judíos y los hebreos. Se trata de un muro que quedó de un antiguo templo que se dejó para recordar a los judíos vencidos en Roma.

El pueblo judío cree que este lugar es un símbolo de la eterna alianza con Dios. De ahí que los judíos y los hebreos se reúnan para rezar en el Muro de las Lamentaciones.

Las personas que acuden ante este sagrado lugar, escriben peticiones o plegarias en un papel que posteriormente depositan en las grietas del muro para después elevarlas al Cielo.

Principales destinos marianos

Los destinos marianos son lugares donde se veneran a la Virgen María. En algunos de estos lugares afirman que se ha visto físicamente a la Virgen.

Es el caso del Santuario de la Virgen de Fátima en Portugal. En 1917 tres niños afirmaron que la Virgen María se le había presentado y les había dicho que construyeran allí una capilla. Desde entonces Fátima se ha convertido en uno de los principales destinos religiosos donde las personas van a peregrinar.

Lo mismo ocurre en Lourdes, una pequeña localidad francesa, donde en una pequeña gruta según el testimonio de Bernadette Soubirous, se produjo una de las apariciones marianas más famosas de la historia.

santuario-de-lourdes

La basílica de Guadalupe en México es otro de los lugares sagrados para la religión católica, es donde la Virgen María se apareció hasta tres veces a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, en el cerro de Tepeyac. Desde entonces es muy ferviente la devoción de los mexicanos a la Virgen de Guadalupe.

Otra modalidad de destino religioso son las romerías, principalmente en España. Se trata de una fiesta católica que consiste en un viaje en carrozas, a pie o a caballo hacia la ermita o santuario, situado normalmente en un paraje de montaña o en el campo. En España es muy famosa la romería de la Virgen del Rocío.

Imágenes cortesía de A.K. Photography, Maite Elorza y Tomás Llorente.