El Parque Nacional Yosemite en California

· 3 septiembre, 2013

El Parque Nacional Yosemite está localizado a sólo 300 kilómetros de San Francisco, en la Sierra Nevada de California. El viaje por la Bahía de San Francisco – partiendo del norte de Los Ángeles – cruza por toda la cadena montañosa durante cuatro horas de bosques, colinas y montañas, atravesando todo el valle central de la Sierra Nevada.

Parque Nacional Yosemite

Podremos contemplar en el valle hasta 9 impresionantes cascadas de las cuales al menos cinco superan los 300 metros de altura, destacando la cascada Yosemite que alcanza los 800 metros. Este Parque Nacional es un famoso destino turístico nacional e internacional. Su cercanía a dos capitales urbanas tan importantes como Los Ángeles y San Francisco hacen que sea de los más visitados en Norteamérica.

El Parque Nacional Yosemite es un valle alpino modelado por la erosión glaciar con una extensión no muy grande, con imponentes paredes de granito que se elevan más de mil metros verticales a cada lado. Allí aparecen sus impresionantes cascadas entre las que destaca la Yosemite – de 800 metros de altura – que da su nombre al valle y al parque.

El Parque Nacional Yosemite va mucho más allá del valle, tiene en total unos 3000 km² de extensión que poseen diversos encantos naturales. Pero la mayor afluencia turística esta en el Valle Yosemite o la Franja Mariposa de las Secoyas Gigantes, en la zona sur del parque que en verano y los fines de semana esta abarrotada de público. En primavera las cascadas son más hermosas por el deshielo y en otoño el frondoso follaje multicolor da un aspecto muy romántico al parque. El invierno es muy frío y se hace difícil la conducción por la nieve, pero compensa ver los pico y gran parte del valle blancos por las nevadas.

Servicios del Parque

Aunque los Servicios del Parque Nacional ponen un autobús para hacer un circuito dentro del valle, es sólo una opción y mientras los coches estén permitidos es una oportunidad poder parar para contemplar o fotografiar cualquiera de sus preciosos rincones. El Parque Nacional Yosemite tiene también un museo, un centro del información, varios restaurantes, cafeterías, kioskos, tienda de regalos, alquiler de caballos y guías turísticos.

Las opciones de hospedaje son variopintas. Acampada libre, camping, bungalows, apartamentos, hoteles de lujo u hospedarse en alguna localidad cercana – sobre todo en los meses de más afluencia si no se ha hecho reserva con antelación.

Si se opta por hacer trekking de forma libre y dormir al raso se recomienda tener algunas precauciones de seguridad sobre todo con los osos, siguiendo las instrucciones de cómo actuar en caso de encontrarse uno y como evitar atraerlos. Son más de 1000 kilómetros de senderos a pie, los que ofrece el parque, toda una aventura con la mochila a la espalda.

Imágenes cortesía de Kevin, Sergio Rodriguez y Smif.