El Palazzo Vecchio en Florencia, un monumento excepcional

· 28 diciembre, 2015

En nuestra visita a Florencia, una de las ciudades históricas y artísticas más importantes de Italia, descubrimos maravillados muchos lugares fascinantes por su belleza y dimensión. Todo un tesoro patrimonial que ha sabido preservar a lo largo del tiempo y que alberga en muchos casos otros tesoros y joyas de incalculable valor.

Uno de estos lugares que vamos a recorrer hoy es el llamado Palazzo Vecchio de Florencia, un edificio emblemático de la ciudad que se sitúa en el mismo centro de la misma y que cuenta con multitud de elementos que lo hacen único. Por ello, te invitamos a visitar con nosotros esta maravilla arquitectónica y todo un monumento excepcional.

Historia del Palazzo Vecchio

Autor: charleswangdpm
Autor: charleswangdpm

El Palazzo Vecchio o Palacio Viejo en español es un edificio histórico que se encuentra en la Piazza della Signoria, o Plaza de la Señoría.

La construcción del edificio se realizó en el siglo XII y se cree que fue obra del arquitecto y escultor local Arnolfo di Cambio. El palacio fue terminado en el siglo XIV de mano de otros artistas.

En el siglo XV el palacio fue sede del gobierno de la República Florentina, hasta que Cosme I de Médici estableció su residencia en el siglo XVI, la cual mantuvo hasta que se mudó a su nuevo palacio, por lo que éste pasó a ser el Palazzo Vecchio. También durante esta etapa el edificio sufrió importantes reformas y ampliaciones.

Autor: Tim Rawle
Autor: Tim Rawle

Actualmente el Palazzo Vecchio alberga oficinas del Ayuntamiento, así como el famoso Museo dei Ragazzi que exhibe obras de maestros tan célebres como Bronzino, Miguel Ángel y Giorgio Vasari.

Características del Palazzo Vecchio

En cuanto a las características con las que cuenta el Palazzo Vecchio, destacamos los siguientes elementos que lo hacen único.

Autor:Richard Cassan
Autor:Richard Cassan
  • La fachada principal exterior consta de tres niveles que albergan dos filas de ventanas de mármol que están decoradas con arcos y que fueron realizadas en el siglo XVIII. Los pilares estaban decorados con cabezas esculpidas de bronce, de las cuales se conservan algunas, y entre estos pilares los escudos que representaban a las familias más importantes de la ciudad. Las cuatro esquinas estaban decoradas con los simbólicos leones de Florencia, los leones Marzocco.
  • El portal de la entrada principal. Detrás de las esculturas de David y de Hércules se encuentra el portal de la entrada al palacio. Este portal contiene en su parte superior un frontispicio decorativo en mármol realizado en el siglo XVI, con el símbolo de Cristo Rey, flanqueado por dos leones y con la inscripción “Rex Regum et Dominus Dominantium”, que traducido al español dice “Jesucristo , Rey de reyes y señor de señores”. Esta inscripción fue realizada por Niccolo Capponi.
Autor: Gary Ullah
Autor: Gary Ullah
  • La Torre de Arnolfo es uno de los elementos más emblemáticos de la ciudad y del palacio. Fue construido en el siglo XIV y posee 94 metros de altura. En el siglo XV su interior fue utilizado como prisión. El campanario está formado por tres campanas, cada una posee un nombre, estas son; la campana Martinella, la del Mediodía y la de los Repiques. Coronando el campanario se halla una réplica de la veleta original, que hoy se encuentra en el Salón de los Quinientos y representa un león sosteniendo una lanza cuya punta es una flor de lis.
Autor: Francesco Gasparetti
Autor: Francesco Gasparetti
  • El Salón de los Quinientos fue construido a finales del siglo XV. Su decoración mural fue encargada primeramente a Leonardo da Vinci (La batalla de Anghiari) y a Miguel Ángel (La batalla de Cascina). Como no pudieron ser terminadas, las paredes fueron cubiertas por otros frescos de Giorgio Vasari.
  • El Salón de los Doscientos y el Patio del Michelozzo fueron construido a mediados del siglo XV por Cosme el Viejo y destaca por su decoración renacentista.

Imágenes cortesía de Roberto Taddeo, charleswangdpm, Tim Rawle, Richard Cassan, Gary Ullah y