El Lago Victoria, la fuente del Nilo

· 17 mayo, 2013

Existen muchos lagos particularmente hermosos e importantes en el mundo, pero el Lago Victoria posee el particular encanto de ser la fuente del mítico río Nilo.

Durante siglos se buscó el origen del gran río de África que permitió el desarrollo de la Civilización Egipcia. Primero fueron los propios egipcios, luego los griegos y romanos los que trataron infructuosamente de dar con la fuente del Nilo, y así se fueron tejieron numerosas leyendas con respecto a su ubicación. Hasta que en julio de 1862 el explorador británico John Hanning Speke llegó a la orilla norte del Lago Victoria.

El descubrimiento del lago

John Hanning Speke alcanzó en su segunda expedición la orilla norte de una lago al que los por los nativos llamado Nyanza, bautizando él aquel inmenso lago con el nombre de la reina del Imperio Británico, pero sin estar totalmente seguro si aquella zona de cataratas era el verdadero origen del río Nilo. Fue otro aventurero inglés, Henry Morton Stanley, quien al circunnavegar el gran lago en 1875, terminó de confirmaba las suposiciones de Speke.

El Lago Victoria

El Lago Victoria es el más grande de África con 68.800 kilómetros cuadrados de extensión. Sin embargo, su profundidad no supera en ningún caso los 100 metros. En términos geológicos es un lago relativamente joven, sobre todo, en comparación con lagos como el Malawi o Tanganica que poseen varios millones de años de antigüedad. El lago se encuentra a la altura de línea del Ecuador, pero al estar situado a más de 1150 metros de altitud la temperatura en su entorno no es tan agobiante como podría esperarse.

Situado entre Kenia, Tanzania y Uganda, en sus orillas se asientan diversos grupos étnicos entre los que destacan los Ganda, los Luhya, los Kiga, los Kikuyu y los Masai, quienes viven fundamentalmente de la pesca (en las aguas del lago habitan más de doscientas especies de peces), la agricultura (en los alrededores se cultiva algodón, café, té y plátanos) y del comercio que se realiza gracias a las numerosas embarcaciones existentes que posibilitan el transporte entre las islas del Lago Victoria.

Lake Victoria

El turismo en los últimos tiempos ha tenido un fuerte empuje, y hoy es posible encontrar numerosos hoteles – algunos de cinco estrellas en las orillas del lago.

Recordemos que se trata de una zona muy extensa la que rodea al enorme lago, son más de 3000 kilómetros de costas densamente poblada, con más de 30 millones de personas que viven en sus alrededores. Allí se localizan importantes núcleos urbanos y portuarios, como Kisumu en Kenia, Kampala y Entebbe en Uganda, y Mwanza en Tanzania, la ciudad más importante de toda la región.

A pesar de todo este desarrollo urbanístico, turístico e industrial, el Lago Victoria aún sigue conservando rincones naturales y salvajes tal y como los conocieron John Hanning Speke y Henry Morton Stanley, los primeros hombres blancos en ver ese maravilloso lugar.

Imágenes cortesía de Jonathan Stonehouse y de Lukas.