Las Pirámides de Egipto, viaje de magia y misterio

· 26 marzo, 2013

Las Pirámides Egipto son uno de esos lugares que todo el mundo fantasea con visitar. Algunos viajeros pueden ir en busca de exotismo y quizá con alguna idea de aventura. Sin embargo, si bien Egipto pertenece al mundo árabe, es un país bastante occidentalizado, por lo que, en sí este país, y su capital, El Cairo, no sean el lugar hiper exótico que se espera, pero las Pirámides y La Gran Esfinge son de las obras del hombre más impresionantes que se erigen sobre el planeta y dejarán satisfecho a cualquier turista.

El Cairo

Con cerca de 18 millones de habitantes, El Cairo es una ciudad, muy calurosa, caótica, el trafico es imposible, las calles están atestadas de gente, pero es culturalmente maravillosa al mezclar lo moderno y lo antiguo.

Pero dejemos El Cairo sus mezquita, museos, monumentos y demás sitios históricas atrás y vayamos rumbo a las pirámides.

Se encuentran en el complejo de Gizah, a 18 kilómetros de la capital de Egipto. Estar frente a las tres enormes Pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, y frente a La Esfinge es una experiencia que quienes allí han estado la describen como conmovedora… Automáticamente transportan a un pasado milenario (el de la civilización egipcia) del que el turista pueda saber más o menos, pero que está notablemente envuelto de magia y misterio.

Las Pirámides de Egipto fueron incluidas dentro de las 7 maravillas del mundo antiguo, y hoy son la única de esas maravillas que han sobrevivido al paso del tiempo.

Las Pirámides

Recordemos que la opinión de los expertos es que las pirámides fueron construidas a modo de tumbas para enterrar a los reyes del antiguo Egipto.

La Pirámide de Keops – También llamada la Gran Pirámide, es la más grande de las tres que mencionamos. El faraón Keops, alrededor del año 2570 a. C., ordenó su construcción para ser enterrado allí. Se demoró 20 años y se usaron dos millones de bloques de piedra caliza para erigir esta construcción. Todavía se discute cómo estos bloques fueron trasladados hasta el lugar y el modo en que se llevó acabo la colosal obra.

La Pirámide de Kefrén – Si bien la Pirámide de Kefrén a primera vista puede lucir como la más alta, es porque fue construida sobre una zona de terreno que se encuentra a un nivel más elevado que las otras.

La Pirámide de Micerinos – Es la más pequeña de las tres construcciones. Su cámara funeraria encerraba un sarcófago que se perdió cuando el buque que lo transportaba de camino a Inglaterra naufragó frente costas portuguesas. A un lado de la Pirámide de  Micerinos hay tres pirámides más pequeñas, las cuales se cree fueron construidas como tumbas para las esposas o hijos del faraón.

La Gran Esfinge

La Gran Esfinge

Una cuestión aparte es La Esfinge, con sus 73 metros de longitud, representa a un león con cabeza humana, y se cree que la imagen de la cara es la del propio faraón Kefrén, que así vigilaría (de forma intimidatoria) su propia tumba.

Luego de esta visita podrán decir que estuvieron junto a los restos de una misteriosa civilización, la del antiguo Egipto, que comenzó a desarrollarse hace 5000 años.

Imágenes cortesía de zolakoma y de Keith Yahl.